Diario Vasco

Moscú, 1 sep (EFE).- Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Azerbaiayán, Ilham Alíev, expresaron hoy su propósito de elevar las relaciones económico-comerciales entre los dos países a un "nuevo nivel cualitativo que se corresponda con las exigencia del desarrollo moderno".

Así lo consignaron los mandatarios en la declaración conjunta que suscribieron al término de sus conversaciones celebradas en Sochi, balneario ruso en el mar Negro, que concluyeron con la firma de varios acuerdos de cooperación en diversas áreas.

En particular, Rusia y Azerbaiyán firmaron un convenio para el estudio conjunto del potencial de los yacimientos de gas y petróleo del bloque Goshadash, al norte de la península de Absheron, en el sector azerbaiyano del mar Caspio.

También se suscribieron acuerdos intergubernamentales en el ámbito de la industria, el turismo, el deporte, así como un plan de acciones hasta 2024 para el desarrollo de la cooperación entre los Gobiernos de ambos países.

En su declaración conjunta, Putin y Alíev destacaron que este plan de acciones "ayudará al fortalecimiento de la asociación estratégica" entre los dos Estados.

Tras las conversaciones, el presidente azerbaiyano indicó que la cooperación militar fue uno de los asuntos que abordó con el jefe del Kremlin.

Esta cooperación "ya es muy tradicional", dijo Aliev, quien recordó que su país ha comprado armamento a Rusia por más de 5.000 millones de dólares".

Agregó que estos contratos "tienden a incrementarse debido a que Azerbaiyán continúa modernizando sus fuerzas armadas y a que Rusia una importantísima productora y suministradora mundial de armamento".

Los suministros de armas rusas a Azerbaiyán suscitan gran preocupación en Armenia, ya que ambos países mantiene un antiguo contencioso territorial por el control de la región de Nagorno Karabaj.