Diario Vasco

Spielberg , 12 ago .- El italiano Marco Bezzecchi (KTM) se adjudicó su segunda victoria de la temporada al imponerse en el Gran Premio de Austria de Moto3 que se disputó hoy, domingo, en el circuito Red Bull de Spielberg y en el que el español Jorge Martín (Honda) protagonizó un podio de auténtica raza para ser tercero.

Martín, operado hace escasamente ocho días de una fractura de radio distal y con una aparatosa cicatriz en el brazo izquierdo protagonizó una carrera de auténtico "toro", tal y como ayer le definió su rival Bezzecchi, dando la cara en todo momento y peleando hasta el final, sacando fuerzas de donde ya no las tenía para conseguir acabar en el podio entre lágrimas de dolor.

Bezzecchi es ahora un poco más líder, con doce puntos de ventaja sobre Martín, quien con la tercera plaza, tras Enea Bastianini (Honda), consiguió minimizar al máximo la desventaja que hubiese acumulado de no haber realizado en Austria el esfuerzo que le ha valido el reconocimiento de todos sus rivales.

Marco Bezzecchi, Albert Arenas y Jorge Martín fueron los más rápidos en la salida y en fila india estiraron por completo el grupo, en el que enseguida consiguieron unos metros de ventaja y el de Honda superó al español de KTM para colocarse tras el italiano, con el claro objetivo de evitar que este se escapase en solitario.

Y, mientras Bezzecchi y Martín comenzaban a poner tierra de por medio, otro español, Arón Canet (Estrella Galicia 0'0 Honda) no estuvo demasiado acertado en la salida y se vio forzado a recuperar terreno, aunque en la segunda vuelta ya era séptimo, con un hueco importante respecto al cuarteto que se formó en cabeza, con el italiano, los españoles y el argentino Gabriel Rodrigo (KTM).

Siempre con Bezzecchi marcando el ritmo, Jorge Martín se lo tomó con cierta calma tanto con Rodrigo como con Arenas, en tanto que por detrás otro español, Jaume Masiá (KTM), se puso al frente del grupo perseguidor para intentar dar caza al cuarteto de cabeza.

En cabeza Gabriel Rodrigo se fue quedando poco a poco descolgado y ello permitió que se estableciese una especie de cabeza de puente entre el grupo de cabeza y el de Jaume Masiá, que se llevó tras su estela a los italianos Lorenzo dalla Porta (Honda) y Tony Arbolino (Honda), además de a los españoles Arón Canet y Marcos Ramírez.

Más atrás, Alonso López (Estrella Galicia 0'0 Honda), que salió desde la séptima línea de la formación de salida, lo hizo bien y enseguida recuperó bastantes posiciones, aunque dentro de un nutrido grupo en el que los cambios y adelantamientos fueron una constante.

En la séptima vuelta se volvió a consolidar un segundo cuarteto, esta vez formado por Bezzecchi, encargado de marcar el ritmo en todo momento, Martín, Arenas y Masiá, con Dalla Porta algo más atrás, y Arbolino dando tiempo al grupo perseguidor.

Siempre con Bezzecchi tirando del grupo de cabeza se llegó al ecuador de la carrera con una ventaja consolidada de más de tres segundos sobre un sexteto perseguidor encabezado por Bastianini y en el que también estaban Fabio di Giannantonio (Honda), Arbolino, Dalla Porta, Rodrigo y Canet.

Ya por entonces el rendimiento de Jorge Martín rayó la épica: operado hace ocho días de una fractura de radio distal, con una aparatosa cicatriz en su brazo izquierdo y luchando de tú a tú por la victoria con unos rivales que, desde luego, no se lo iban poner fácil en ningún momento.

A ocho vueltas del final, decimoquinto giro, Marco Bezzecchi cambió el ritmo de vuelta y comenzó a marcharse poco a poco de todos sus rivales, entre los que Jaume Masiá fue quien asumió la responsabilidad de intentar neutralizar al fugado, mientras Albert Arenas forzaba algunos errores y Martín se mantenía expectante a la espera de su momento.

Sacando fuerzas de su debilidad y con un esfuerzo impresionante, Jorge Martín superó tanto a Arenas como a Masiá para volver a colocarse tras el rebufo de Bezzecchi y a cinco vueltas del final, lo que dejó el desenlace completamente en el aire y con la adrenalina del madrileño por las nubes.

En la vigésimo primera vuelta llegó el primer ataque de Jorge Martín, que se lo devolvió por velocidad de su KTM Marco Bezzecchi y entre ellos se entabló una cerrada lucha en la que se vio cómo Martín tenía que mover todo el cuerpo para intentar suplir con el todo el dolor que tenía que tener en esos instantes en su maltrecho brazo izquierdo.

Las dos vueltas finales resultaron de infarto, con un Jorge Martín dándolo todo, pero ya con las fuerzas al límite del aguante, mientras Marco Bezzecchi cerró como pudo todas las puertas al madrileño y con ello, desde atrás, se enganchó a la pelea por la victoria el italiano Enea Bastianini (Honda).

Al final, Bezzecchi ganó con autoridad mientras por detrás de él, Enea Bastianini se hizo con la segunda plaza y Jorge Martín, en un arranque de pundonor de auténtico campeón, intentó colocarse por dentro en la última curva delante de Jaume Masiá; este entró algo forzado y le abrió el camino al madrileño, que le arrebató la tercera posición, mientras él tuvo que hacer virguerías para evitar la caída y entrar sexto, superado por Albert Arenas y Lorenzo Dalla Porta.

Arón Canet no tuvo un buen día y se vio relegado a la décima posición, con Marcos Ramírez (KTM) en la decimoquinta plaza, Alonso López vigésimo cuarto y justo tras él Vicente Pérez (KTM).