Diario Vasco

Madrid, 12 ago (EFE).- El Atlético de Madrid cerró con altibajos la pretemporada, con un triunfo en cinco partidos, condicionada por la paulatina incorporación de sus mundialistas y la puesta a punto apurada de Antoine Griezmann y Lucas Hernández, y con tres incógnitas en el probable once para la Supercopa de Europa.

Aún a tres días de esa cita, José María Giménez o Stefan Savic, para un puesto en el centro de la defensa; Rodri Hernández o Thomas Partey, para una plaza en el medio; y Ángel Correa o Thomas Lemar, para una banda, por la previsible entrada en ataque de Antoine Griezmann en el once inicial, son las alternativas que aparecen a día de hoy en la posible alineación del argentino Diego Simeone en el choque del próximo miércoles frente al Real Madrid en Tallin.

Giménez y Thomas jugaron la primera parte contra el Inter; Savic y Rodri entraron para la segunda mitad en ese duelo, la última prueba de la pretemporada disputada en el Wanda Metropolitano. Son dos movimientos que alimentan la duda de quién será el compañero de Diego Godín atrás y quién jugará junto a Saúl en el medio centro.

El internacional uruguayo y el español, fichado este verano del Villarreal, han acumulado más rodaje que sus dos compañeros en este mes de preparación, una vez que Savic aún se recuperaba de la operación de pubalgia y hernia a la que fue sometido el pasado mayo -ha jugado ya los dos últimos encuentros amistosos, los dos como suplente- y Thomas no viajó a Los Alpes por unas molestias, aunque reapareció desde el equipo inicial este sábado frente al Inter.

El resto del once parece definido. En él se prevé a Antoine Griezmann, el máximo goleador del Atlético cada una de las últimas cuatro temporadas, con 112 goles ya en sus 209 partidos con el club rojiblanco; un líder, un futbolista incontestable y una pieza esencial para el conjunto madrileño y el esquema de Diego Simeone.

La titularidad en Tallin del campeón del mundo, que terminó la pasada campaña con el Atlético con un partido estelar en la final de la Liga Europa contra el Olympique de Marsella en Lyon y con 17 goles en sus últimos 17 partidos oficiales, sólo admite un matiz: sólo acumula a día de hoy una semana de pretemporada con su equipo.

Se incorporó el pasado lunes a los entrenamientos, pero ha trabajado a tope en estos días, junto a su compañero y compatriota Lucas Hernández, para estar listo para la Supercopa. Los dos jugaron anoche ya sus primeros minutos de la pretemporada, al entrar al campo para la media hora final frente al Inter en el Metropolitano.

"He visto muy bien a los dos. El tiempo que han jugado han estado intensos. Lucas con un poco más de intensidad, porque tiene una intensidad en su juego muy grande, y Antoine intentando leer de la mejor manera los pasajes al gol", valoró Diego Simeone del estreno de ambos en este verano, a apenas cuatro días de la Supercopa.

La vuelta de Griezmann al once relegará al banquillo a Thomas Lemar o Ángel Correa, en una alineación aparentemente clara en la portería (Jan Oblak), en los laterales (Juanfran Torres y Filipe Luis), en el centro de la defensa (Diego Godín), en el medio del campo (Saúl Ñíguez y Koke Resurrección), este último hacia la banda izquierda, y en la referencia ofensiva (Diego Costa), que disputó 61 minutos este sábado, los primeros también para él de pretemporada.

El Atlético cerró un mes de preparación, que comenzó el pasado 11 de julio, con una derrota contra el Inter en el estadio Wanda Metropolitano (0-1). "Fue bueno para sacar cosas para mejorar, sobre todo cómo mejorar la presión adelante. Desde el juego asociativo se vieron cosas buenas", expuso Simeone, cuyo equipo ha jugado cinco amistosos este verano, con una sola victoria: 0-1 al Cagliari.

El resto se resumen en dos empates (1-1 con el Arsenal y con el Stuttgart) y otra derrota, 3-2 con el París Saint Germain. Ha marcado cinco goles y ha recibido seis. Sólo ha mantenido su portería a cero en un choque, contra el Cagliari. Y sus goleadores han sido un descarte (Luciano Vietto, cedido al Fulham), tres canteranos (Mollejo, Joaquín y Borja) y un rival en propia puerta.

Son datos de una pretemporada marcada sin discusión por el Mundial 2018 y la vuelta de todos sus futbolistas, diez, que participaron en Rusia: cinco defensas (Arias, Giménez, Godín, Filipe Luis y Lucas); tres medios (Lemar, Koke y Saúl) y dos delanteros (Griezmann y Diego Costa), que han regresado de forma escalonada entre el 25 de julio y el 6 de agosto, cuando, en el mejor de los casos en ese sentido, su conjunto ya sumaba dos semanas de trabajo.

Casi todos básicos en el esquema de Simeone en los últimos tiempos y casi todos titulares prácticamente indiscutibles en el Atlético para el nuevo curso. Por ejemplo, siete de ellos formaron de inicio en la alineación que conquistó la Liga Europa el pasado 16 de mayo contra el Olympique de Marsella en el estadio OL de Lyon.