Diario Vasco

Tánger , 11 ago .- El Sevilla se disputa este domingo ante el Barcelona la Supercopa en Tánger, la ciudad en a que nació su primer y único fichaje marroquí, Abdesalam Saidi Lanyri, conocido como "Botina" (1904-2001).

"Nacido en 1904 en el barrio tangerino de Marchan, Botina fue un jugador internacional absoluto", dijo este sábado a Efe Rachid Hafidi, periodista deportivo tangerino y gran conocedor de la historia del fútbol local.

Hafidi cuenta que Botina inició su carrera deportista en el club del Moghreb de Tánger antes de ir cedido al Olímpico de Rabat, capital del país magrebí.

"Cuando dejó su ciudad natal, el delantero Lanyri se llevó consigo el mote que le acompañó durante toda su vida y que quedó para la historia: Botina (nombre que en dialecto marroquí significa barriguita)", explicó Hafidi.

Botina se incorporó en 1932 en la selección marroquí, el talento que mostró durante un partido contra la selección de Argelia le llevó a la fama y captó la atención del club sevillano que le fichó entonces.

El comienzo de la Guerra Civil española en 1936 obligó a Botina abandonar la península, pero ya había jugado antes en otros equipos españoles, el último de ellos fue el Málaga.

Botina se trasladó más tarde a Francia donde jugó durante tres años en las filas del club Lens.

En 1939, el delantero marroquí regresó a su ciudad natal Tánger e integró el equipo local Atlas, donde acabó su carrera futbolística y pasó a dirigir el mismo club desde el banquillo.

Fallecido en Fez en 2001, Botina es considerado en Marruecos una estrella y gran jugador, al igual que la leyenda Larbi Ben Barek (1917-1992, conocido como la 'Perla Negra'), ex jugador del Atlético de Madrid.

Ahora el nombre de "Botina" lo lleva un pequeño campo de fútbol de una escuela del barrio popular Dradeb en Tánger.

"Aprovechando la presencia del presidente del Sevilla en Tánger, vamos a estudiar con el club las modalidades para rendir homenaje a un jugador que fue el primer lazo de unión entre Marruecos y el Sevillismo", dijo a Efe el presidente de la Peña sevillista Cabo Espartel (la única en toda África y el mundo árabe), Abdelaziz Akalay.

Por otra parte, fuentes sevillistas dijeron a Efe que Akalay será nombrado mañana por el club andaluz como embajador del sevillismo en el mundo árabe.