Diario Vasco

Tánger , 11 ago .- La policía marroquí ha practicado durante varios días y hasta este sábado redadas para detener y retirar del centro de Tánger a mendigos, vagabundos y vendedores ambulantes en las horas previas a la disputa este domingo de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Sevilla.

Las redadas afectan también a los emigrantes subsaharianos indocumentados que quedan en la ciudad después de que cerca de 1.500 fueran expulsados a principios de la semana hacia la frontera argelina o hacia el Sáhara Occidental.

La actuación de la policía se está intensificando en estas últimas horas previas a la llegada de los equipos del Barcelona y el Sevilla y sus respectivas aficiones.

Las operaciones policiales de este tipo incumben normalmente a la Brigada Turística de la Jefatura de Policia de Tánger, pero la unidad se ha visto reforzada por otras unidades habitualmente encargadas de otras tareas de orden público, persecución de delincuentes o tareas administrativas.

Agentes de las Fuerzas Auxiliares (cuerpo parapolicial) han venido a reforzar el dispositivo para encargarse específicamente de detener a los subsaharianos dedicados a la mendicidad mientras esperan el momento propicio para cruzar el Estrecho de Gibraltar.

Estas operaciones son habituales en Marruecos en vísperas de grandes eventos políticos, culturales o deportivos, así como en visitas de Estado de alto nivel.

El partido entre el Barcelona y el Sevilla va a atraer a miles de aficionados de Marruecos y de España, y se prevé que llenen el estado de Ibn Batuta (43.000 asientos) donde se celebrará mañana a partir de las 21.00 hora local (22.00 CET).