Diario Vasco

Spielberg , 11 ago .- El español Jorge Martín (Honda), quien logró la segunda plaza de la formación de salida de Moto3 en Austria una semana después de ser intervenido quirúrgicamente de su brazo izquierdo, aseguró tras su "heroicidad" que ayer le dijeron que sin hacer el cronometrado podía salir el último y ya dijo que "no estaba" en sus "planes".

"Salí con ganas, con mucha precaución al principio ya que tenía bastante dolor en agua, pero cuando vi que se estaba secando, seguí rodando para conseguir buenas sensaciones hasta que el visto el momento de cambiar ruedas", explicó Jorge Martín.

"He disfrutado muchísimo esas vueltas estando delante, después de justo siete días, cuando estaba en el quirófano, creo que es algo increíble y hay que dar las gracias al doctor Mir, a la clínica móvil, a todos los fisioterapeutas que me han visto para hacer posible que esté aquí", dijo agradecido el piloto madrileño.

"Lo duro será mañana, aguantar las 23 vueltas pues en la séptima ya iba viendo las estrellas, pero me ha ido muy bien rodar, pues en las frenadas soy fuerte, aunque tengo mucho dolor y sufro en las curvas de izquierdas", explicó Martín.

Entre las modificaciones realizadas en su moto, Jorge Martín comentó que habían puesto una espuma en el depósito "a lo Lorenzo", con el objeto de que al frenar, el piloto pueda apoyar mejor las piernas para no forzar tanto los brazos.

"En cuanto freno me apoyo mucho en las piernas, aún así el dolor en la mano es brutal, aunque espero poder guardar un poco para el final", continuó Martín.

"He sufrido para estar aquí, no es algo fácil, pero no recomiendo a nadie que lo intente porque no sé yo si es bueno para la salud", lamentó Martín.

Sobre el reconocimiento de Marco Bezzecchi, el piloto de San Sebastián de los Reyes comentó que el italiano le habñia dicho que era "un toro y que es increíble".

"Tengo con él muy buena relación y siempre que nos vemos nos paramos a hablar, tengo mucho respeto hacia él y está haciendo un gran papel, pero a ver si mañana le podemos apretar las tuercas", reconoció Jorge Martín.

El piloto de Honda dijo no tener ningún planteamiento para la carrera pues "hay que ser optimistas y pensar que acabaré hasta el final, porque ayer no podía hacer tres vueltas, pero hoy he hecho siete y las aguanto; espero aguantar bien hasta la quince y las últimas pues a echarle todo lo que tenga".

"Lo malo es que no me dejan infiltrar la mano para la carrera, porque pierdo la fuerza y la sensibilidad y sería un desastre llegar y no poder accionar el embrague, por lo que habrá que aguantar con el dolor", lamentó Martín.