Diario Vasco

Córdoba, 11 ago (EFE).- El Córdoba puso este sábado el broche a su fase de pretemporada sin haber formalizado ni un solo fichaje, una circunstancia que condicionó la preparación de un equipo que inició el verano con Francisco Rodríguez al frente y lo concluye con José Ramón Sandoval como máximo responsable de la plantilla.

"Lo único que me preocupa es que los que están, que son pocos, lleguen al inicio del campeonato al cien por cien", ha declarado el entrenador madrileño.

El equipo disputó amistosos -todos ellos fuera de casa- ante el Celta (1-1), el Atlético Sanluqueño (0-1), la Balompédica Linense (1-0), el Recreativo de Huelva (0-1), el Marbella (0-2) y este sábado ante el Málaga (1-0).

Los tres primeros los protagonizó bajo el mando de Francisco, con el cual realizó la plantilla concentraciones en las localidades de Los Ángeles de San Rafael (Segovia) y Montecastillo (Jerez de la Frontera).

Sandoval, que regresa al Córdoba después de haber sido descartado al final de la pasada temporada, asume las "difíciles" condiciones de trabajo, a las que califica como "un desafío para todos".

El bloqueo de nuevas inscripciones, debido al límite salarial, abre las puertas a jóvenes procedentes del filial blanquiverde, como Andresito, un delantero que empezó la pasada campaña en los juveniles y ha irrumpido con fuerza.

"Nos tiene locos a todos", ha reconocido Sandoval, quien también ha elogiado la progresión de Sebas Moyano, que se ha integrado en la dinámica de la primera plantilla con un papel relevante.

Así, una derrota ante el Málaga en las instalaciones del Marbella Football Center cierra el calendario de ensayos para un Córdoba que ha vivido un turbulento verano, en el transcurso del cual ha cambiado de entrenador -Sandoval por Francisco- y de director deportivo -Rafael Berges por Luis Oliver-, además de anunciar la incorporación de un nuevo director general, el asturiano Alfredo García Aguado.