Diario Vasco

Nueva York, 13 jul (EFECOM).- El banco Wells Fargo anunció hoy que en los primeros seis meses del año obtuvo un beneficio neto de 10.322 millones de dólares, lo que implica un retroceso del 10 % respecto a lo que ganó en el mismo periodo de 2017.

En la misma línea, el beneficio de la segunda entidad bancaria de EE.UU. bajó en el segundo trimestre, mientras sigue intentando superar una serie de problemas regulatorios, según Efe-DowJones.

La entidad financiera, la segunda en Estados Unidos, obtuvo entre abril y junio de este año un beneficio de 5.186 millones de dólares, o 0,98 por acción, frente a 5.856 millones o 1,08 por título, en el mismo trimestre de 2017.

Wells Fargo generó entre enero y junio pasados una ganancia neta por acción de 1,94 dólares, en comparación con los 2,11 dólares (-8 %) que tuvo en el primer semestre del ejercicio previo, cuando ganó 11.490 millones.

La entidad facturó en la primera mitad del año un total de 43.487 millones de dólares, es decir, un descenso del 2 % respecto a los ingresos de 44.490 millones que registró en esos seis meses de 2017.

Los ingresos bajaron un 3 %, a 21.553 millones de dólares, desde los 22.235 millones en el segundo trimestre del año anterior.

A mediados de abril, el banco ajustó sus beneficios del primer trimestre y los redujo en 800 millones de dólares tras pagar una sanción de 1.000 millones a los reguladores por realizar cargos indebidos a sus clientes con hipoteca o créditos para comprar automóviles.

Los costes de Wells Fargo crecieron un 3,3 %, es decir, 13.980 millones en el segundo trimestre frente a los 13.540 millones de dólares en el periodo equivalente de 2017.

El banco liderado por el consejero delegado Timothy Sloan centra sus esfuerzos en mejorar la reputación y el crecimiento y contener los costes.