Diario Vasco

Londres, 13 jul (EFE).- La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente estadounidense, Donald Trump, asistieron hoy en la academia militar de Sandhurst, en el condado inglés de Berkshire, a un ejercicio militar en representación de la colaboración en defensa entre los dos países.

Trump, que se desplaza a todas partes en su helicóptero oficial Marine One, estaba acompañado en esta ocasión por sus colaboradores John Kelly y John Bolton, así como el embajador estadounidense en el Reino Unido, Woody Johnson.

May y Trump se veían por primera vez después del banquete de gala que la jefa del Gobierno ofreció anoche en honor del presidente y de que el diario "The Sun" publicara hoy una entrevista con este en la que se muestra muy crítico con su anfitriona.

En esa entrevista, criticada por diputados de todos los partidos, Trump carga contra la estrategia de May para el "brexit" o salida británica de la Unión Europea (UE) y dice que "matará" la posibilidad de un acuerdo comercial con EEUU.

El acto en Sandhurst, que está cerrado a la prensa, da inicio al segundo día de la primera visita oficial al Reino Unido de Trump y su esposa, Melania, que empezó anoche con ese banquete de gala con empresarios en la mansión campestre de Blenheim.

Al término del evento militar, May y Trump mantendrán una reunión bilateral en la residencia oficial campestre de la primera ministra en Chequers, a unos 65 kilómetros de Londres, y después el presidente y su esposa tomarán el té con la reina Isabel II en el castillo de Windsor, a unos 40 kilómetros de la capital.