Diario Vasco

Pekín, 13 jul (EFECOM).- El superávit comercial chino cayó un 26,7 % durante la primera mitad del año, debido sobre todo al aumento del 11,5 % de las importaciones, según cifras oficiales divulgadas hoy en medio de la guerra de aranceles que mantiene China con EE.UU. y que, de momento, no ha tenido impacto en su comercio exterior.

La Administración General de Aduanas informó este viernes que en los seis primeros meses del año China generó un superávit comercial de 901.320 millones de yuanes (135.000 millones de dólares, 116.000 millones de euros).

Las importaciones chinas crecieron hasta junio un 11,5 %, respecto al mismo periodo del año, y se situaron en los 6,6 billones de yuanes (987.000 millones de dólares, 848.000 millones de euros).

Los productos importados que más subieron fueron el gas natural (35,4 %), máquinas herramienta (27,2 %) y frutas y frutos secos (21,2 %), mientras que las de deshechos cayeron un 56,3 %.

Los datos también mostraron que el gigante asiático aumentó entre enero y junio un 4,9 % sus exportaciones, por valor de 7,5 billones de yuanes (1,1 billones de dólares, 964.000 millones de euros), un crecimiento mayor del previsto por los analistas.

Este incremento estuvo impulsado por la venta de automóviles, que crecieron un 41,9 %, seguidas de las de arroz (34,4 %) y las de petróleo (28,4 %).

Por el contrario, China vendió al exterior un 55,3 % menos de carbón, un 41,5 % menos de crudo y un 18,5 % menos de barcos.

En los seis primeros meses del año, el volumen total del comercio exterior de China totalizó los 14,12 billones de yuanes (2,1 billones de dólares, 1,8 billones de euros), lo que supone un crecimiento interanual del 7,9 %.

El organismo oficial atribuyó este crecimiento a la recuperación económica global y a la estabilidad de la economía doméstica.

Respecto a su comercio con EE.UU., origen de los recientes aranceles de Washington por el abultado déficit comercial que mantiene con China, el país asiático incrementó su superávit comercial hasta junio, cuando alcanzó los 852.000 millones de yuanes (127.400 millones de dólares, 109.500 millones de euros).

Durante la primera mitad del año, China exportó a EE.UU. por valor de 1,39 billones de yuanes (208.000 millones de dólares, 178.600 millones de euros), lo que supuso un aumento del 5,7 % respecto al mismo periodo del año anterior.

Las importaciones chinas a EE.UU., sin embargo, se situaron 538.000 millones de yuanes (80.600 millones de dólares, 69.100 millones de euros), un 4 % más que en el mismo periodo del año anterior.

Pese a que los efectos de la guerra comercial todavía no son visibles, el portavoz de Aduanas, Huang Songping, advirtió que las medidas proteccionistas de Donald Trump "tendrán definitivamente un impacto en el comercio entre China y EE.UU.", pero también consecuencias "negativas" en el comercio internacional.

El pasado lunes, Washington anunció la aplicación de aranceles a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares, que se sumaron a los gravámenes anunciados la semana pasada por valor de 34.000 millones y profundizan la guerra comercial entre las dos superpotencias económicas.

"Es probable que los datos de los próximos meses muestren un mayor impacto de la ronda inicial de aranceles y medidas de represalia", señaló hoy el grupo bancario internacional HSBC en un análisis sobre las cifras.