Diario Vasco

Madrid, 13 jul (EFE).- A punto de rebasar la primera quincena, julio continuará dejando fuertes tormentas en la mitad norte peninsular, sol en el resto del país y temperaturas sofocantes en el Levante -hasta 40 grados- y algo más frescas en las demás zonas.

La presencia de una borrasca situada en el Atlántico, y que entrará a la península por Galicia, dejará durante el fin de semana fuertes tormentas en todo el norte peninsular, ha avanzado a EFE Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien ha recomendado "cautela y precaución".

Los aguaceros pueden dejar de manera "súbita" viento fuerte y mucha precipitación acumulada tal y como reflejan los más de 52,9 litros recogidos ayer en el observatorio de Santander-Aeropuerto y los 42,6 y 41,6 litros que cayeron en San Felices de Buelna y Santillana del Mar (Cantabria)respectivamente.

Ante el riesgo de fuertes precipitaciones la Aemet mantiene hoy activado el aviso amarillo (riesgo) en las provincias de Burgos. León, Palencia, Lugo, Orense, Pontevedra y en las comunidades del País Vasco, La Rioja, Navarra y Cantabria donde se prevé una acumulación de 15 litros por metro cuadrado en una hora.

Respecto a las temperaturas, Gutiérrez ha explicado que en una vasta franja que abarca todo el área del Levante -desde Cataluña hasta Almería (Andalucía) y las Islas Baleares- además de zonas de Castilla-La Mancha y Aragón, los termómetros se dispararán hasta los 40 grados o más.

En dichas comunidades los valores se situarán entre 3 y 5 grados por encima de la media, ha subrayado la portavoz para señalar que, de momento, y a pesar de esos valores altos, el verano está mostrando un comportamiento "suave".

Para los próximos diez días, los modelos climático no pronostican una ola de calor, pero "esta situación no significa un cambio de tendencia, sino que forma parte de la variabilidad climática natural peninsular", ha manifestado.

Hoy las temperaturas iniciarán un acusado aumento en el norte y nordeste, en ligero ascenso en el resto de la mitad norte peninsular, salvo en el litoral cantábrico, y con pocos cambios o en descenso en el sur y en las Islas Canarias.

Durante esta jornada, casi todas las provincias superarán los 30 grados y la máximo se alcanzarán en Toledo con 36 grados seguida de Madrid, Murcia, Zaragoza, Ciudad Real y Palma de Mallorca con 35 grados.

Por el contrario, en toda las provincia de la fachada atlántica se está dando una "anomalía fría muy generalizada" que revierte que en provincias como A Coruña y Cádiz, se estén registrando valores por debajo de los 26 grados.

Las temperaturas nocturnas serán dispares dependiendo de la zona y así mientras en Valencia las noches serán tropicales, por encima de los 20 grados, en Vitoria y León, por ejemplo, no se sobrepasará de 12 y 13 grados.

El sábado las diurnas descenderán en el oeste de Galicia y aumentarán en el Cantábrico, cuenca del Ebro, área mediterránea y tercio sur peninsular con máximas que en Albacete y Murcia subirán hasta los 37 grados y oscilarán entre 34/35 grados en Ciudad Real, Córdoba, Huesca, Jaén, Madrid, Teruel y Toledo.

Delia Gutiérrez ha pronosticado que a partir de la próxima semana persiste la probabilidad de precipitaciones en el norte, aunque lo más destacable para los próximos días serán unas temperaturas en general algo más frescas de lo normal para esta época del año.

Con respecto al nivel de riesgo de incendios para las próximas horas, desde la Aemet han incidido en la importancia de recordar que las altas temperaturas aumentan el peligro de fuegos y recomiendan extremar las precauciones en las actividades en el campo.

Durante el día de hoy el riesgo de fuego es "extremo" en las Baleares y en puntos de Andalucía y Castilla La-Mancha, mientras que en el resto del país, y como consecuencia de las intensas lluvias de las últimas horas, predomina el riesgo alto y moderado.