Diario Vasco

Almería, 13 jul (EFE).- El lateral José Romera y el extremo José Corpas afirmaron este viernes, en su presentación como nuevos jugadores del Almería, que no pudieron dejar pasar la oportunidad de fichar por el club almeriense y coincidieron en la necesidad de ir "partido a partido" en una categoría como la Segunda División.

Romera, formado en el Levante y que regresa seis años después a España tras su experiencia en el fútbol checo y rumano, llega procedente del Dinamo de Bucarest, ha firmado por una temporada y se definió como "un lateral derecho con mucho recorrido" que en estos años ha "ganado bastante ofensivamente", pues antes era más defensivo.

El valenciano agradeció al Almería que se acordara de él, pues "tenía muchas ganas de volver a la liga española", aunque también se mostró "muy agradecido" a los clubes extranjeros en los que ha estado al haber sido "una experiencia muy positiva" en su carrera.

"Todo el mundo sabe que la Segunda es una categoría muy difícil e igualada, cada partido se juega hasta el 95 y puede pasar de todo. Un equipo de abajo puede ganar a un equipo que está arriba en la tabla fácilmente", recalcó Romera.

Su nuevo compañero Corpas, extremo jiennense que procede del Marbella y se ha comprometido por dos campañas, subrayó que para él "el trabajo es innegociable, y eso se va a poder ver en el campo", y abogó por trabajar todos unidos, tanto en los momentos buenos como los malos, porque "formar un gran grupo es la base de que todo equipo vaya bien".

Aseguró que tenía algunas ofertas, pero ni se lo pensó "cuando sonó el nombre de Almería", pues destacó que le "han dicho que aquí se vive el fútbol de una forma diferente y quería comprobarlo" en sus "propias carnes", si bien admitió que jugar en este club "es una responsabilidad, y eso motiva a todo futbolista".