Diario Vasco

Olot , 13 jul .- El guardameta del Espanyol Roberto Jiménez ha asegurado este viernes en la concentración del equipo en Olot (Girona) que le queda "un año de contrato" y que quiere seguir y ser "importante", algo que busca desde que llegó al club blanquiazul.

El futbolista ha mantenido que su intención es la de pelear por la titularidad junto a Diego López: "Lucharemos de forma sana, las temporadas son largas y hay que pelearlas. Quiero competir, jugar y me encantaría continuar mucho más tiempo, es la misma idea que tuve cuando fiché".

Roberto ha confesado que, tras su cesión al Málaga, llega con "ilusiones renovadas" y con toda la motivación posible. "El club, la afición y el cuerpo técnico me han dado un recibimiento maravilloso", ha apostillado.

En este sentido, el meta ha explicado que la relación con el exentrenador, Quique Sánchez Flores, no era la mejor posible. "Si él hubiera seguido no sé si habría vuelto al equipo".

"Hace dos años se generó una situación complicada entre los dos, pero ahora no me preocuparé por cosas que no existen", ha explicado el españolista.

En su cesión al Málaga, Roberto Jiménez ha podido disfrutar de continuidad: "Me ha devuelto sensaciones de cuando fiché. Quizá ha sido el año más regular de mi carrera deportiva".