Diario Vasco

Santiago de Compostela, 13 jul (EFE).- Los representantes políticos presentes en la ceremonia de despedida del fallecido Gerardo Fernández Albor han destacado su capacidad de diálogo en una etapa de minorías y su ejemplaridad como primer presidente autonómico de Galicia.

A las puertas de la capilla ardiente, que ha acogido un tanatorio compostelano, el expresidente del Gobierno y del PP Mariano Rajoy no ha podido decir "otra cosa que muchísimas gracias".

"Fue un humanista, un hombre extraordinariamente culto, un hombre cultivado y un magnífico político que ha influido mucho en los que fueron los primeros pasos de la autonomía de Galicia", ha proseguido ante los periodistas.

El expresidente de la Xunta y sucesor de Fernández Albor, Fernando González Laxe (PSdeG), ha pedido "tomar nota" del trabajo de un "buen y generoso presidente".

"Fue capaz de poner las bases de nuestra autonomía, comprometido con el país, buscó siempre el diálogo entre todos nosotros a pesar de las discrepancias ideológicas y partidarias, pero supo siempre poner por encima de todo la enseña azul y blanca de nuestra bandera, de nuestra autonomía", ha declarado.

El actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha definido al fallecido como "arquitecto de la estructura autonómica" vigente en la Comunidad.

Ha anunciado que después de los tres días de luto oficial, se celebrará un funeral institucional el próximo día 23 en la Catedral de Santiago y la despedida del partido se hará en septiembre, cuando Fernández Albor habría cumplido 101 años.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha perdido a "un compañero de profesión, un amigo y un confidente", que "daba consejos" y "era prudente y una persona entrañable".

Los candidatos a la Presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, han coincidido al admirar su figura política, pues la primera lo ha puesto como ejemplo de político que "hizo tantísimo por Galicia, España y Europa" y el segundo ha asegurado que se va "uno de los referentes, no solo a nivel de Galicia, sino a nivel nacional".

La despedida se ha celebrado en un acto que la familia pretendía que fuese íntimo, pero al que han acudido numerosas personalidades del mundo de la política como el también exvicepresidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño, numerosos cargos del PP y también miembros de otras formaciones como Compostela Aberta y el BNG. EFE