Diario Vasco

Roma, 13 jul (EFE).- Los países miembro del Comité de Pesca de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) culparon hoy del aumento constante de la sobrepesca a las capturas ilegales, los transbordos no reglamentados y los subsidios dañinos.

Tras cinco días de reuniones, el único foro intergubernamental que aborda los problemas del sector pesquero a nivel global expresó en su informe final su "profunda preocupación" por el estado de las poblaciones de peces.

Según las últimas cifras de la FAO, el porcentaje de poblaciones capturadas de forma insostenible creció del 31 % en 2013 al 33 % en 2015 en el mundo.

El comité, que se reúne cada dos años en Roma y está compuesto por 133 miembros, lamentó que no se haya logrado revertir la tendencia e hizo hincapié en que la "pesca ilegal, los transbordos no reglamentados y las subvenciones a la pesca perniciosas están socavando la sostenibilidad de los recursos pesqueros marinos".

Reclamó a los países que "asuman un compromiso firme" en la lucha contra la pesca ilegal y ratifiquen el tratado internacional creado con ese propósito (en vigor desde 2016) y al que por ahora se han adherido 81 Estados.

También solicitó que se efectúen estudios más detallados con el fin de apoyar la elaboración de directrices sobre las mejores prácticas para regular y controlar los transbordos puesto que, si no se vigilan "adecuadamente", pueden contribuir a la pesca ilegal.

El comité pidió a la FAO que siga dando asesoramiento técnico en el marco de las negociaciones en la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre las subvenciones a la pesca.

En la conferencia ministerial de la OMC celebrada el pasado diciembre en Buenos Aires, los países adoptaron un programa de trabajo para eliminar en 2019 los subsidios a la pesca ilegal, aunque todavía persisten las dudas acerca de su resolución final.

Entre otras decisiones, el Comité de Pesca de la FAO asumió unas directrices voluntarias sobre el marcado de las artes de pesca y alentó los trabajos sobre la captura incidental de mamíferos marinos en colaboración con expertos y otras organizaciones.