Diario Vasco

Redaccción deportes, 13 jul (EFE).- El barco andaluz 'Puente Romano-Marbella Team, liderado por el malagueño Pepequín Orbaneja y con el sevillano Juan Luis Páez en la caña, se proclamó este viernes campeón mundial de J80 en la categoría Corinthian (equipos no profesionales) en Les Sables D'Olonne (Francia).

En la competición participaron 73 equipos y en ella otra embarcación española, el Princesa Yaiza del lanzaroteño Rayco Tabares, escribió una página histórica en los monotipos de esta clase al lograr su quinto título del mundo absoluto, los cuatro últimos de forma consecutiva.

El Puente Romano-Marbella Team, con bandera compartida entre el RCM Sotogrande y el CN Sevilla y que fue subcampeón el pasado año en Corinthian (aficionado), acabó cuarto en la clasificación absoluta tras perder la tercera plaza y las opciones de podio en la general en la última jornada.

Pepequín Orbaneja no ocultó su satisfacción por haber "conseguido el título Corinthian" y afirmó que están "pletóricos", además de que han "luchado hasta el final tanto por este título como por el podio en la clasificación absoluta", por lo que se van "muy ilusionados".

La tripulación del barco andaluz, con Orbaneja y Páez como coarmadores y el sevillano de nuevo en la caña, la han completado en este Mundial en aguas francesas los también andaluces Josemi Segura y su hijo Andrés, y el gallego Eduardo Reguera.

En la categoría absoluta, el canario Tabares, de 25 años, y su tripulación, formada por Alfredo González, Laiyin Francisco Ley, Alejandro Bethencourt y Héctor González, sumaron este nuevo a los logrados en 2009, 2015, 2016 y 2017, un récord absoluto en la historia de los J80 (monotipos de 8 metros de eslora).

El Garatu de Iker Almandoz logró el subcampeonato en su debut en un Mundial, a 14 puntos del Princesa Yaiza.

"Hemos ido mejorando el rendimiento del barco día a día y hoy hemos ido muy rápido, aunque también hemos navegado mucho más agresivos", declaró Tabares.

Sobre su quinto título mundial, el canario añadió: "Cada uno de los cinco mundiales han sido diferentes, todos complicados, pero el equipo es excepcional. Gracias a ellos he ganado. Somos uno y nos apoyamos tanto en el agua, como en tierra, como a nivel psicológico. Estamos más que contentos"

"Ha ganado el mejor, se lo merecen", dijo con humildad el patrón vasco Iker Almandoz, nuevo subcampeón del mundo de J80: "Han navegado mejor que nosotros, pero estamos contentos. Es la primera vez que el 'Garatu' acudía a un mundial y nos vamos con un segundo puesto", destacó.