Diario Vasco

Madrid, 13 jul (EFE).- La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha requerido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que en nombre del Estado se disculpe, el próximo 18 de julio, ante las víctimas de la dictadura franquista y quienes "se jugaron la vida" luchando por el regreso de la democracia.

Se trata de conseguir del jefe del Gobierno, en una fecha "simbólica" como la del arranque del golpe militar que desembocó en la Guerra Civil, un gesto "que revierta el abandono y la desprotección de las víctimas de la dictadura".

Mediante un comunicado, la asociación explica que pretende lograr del Gobierno una declaración institucional a través de la que el Estado "se disculpe públicamente" y que suponga "un punto de inflexión" para poner fin al "trato degradante" a las víctimas.

"En muchos rincones de este país hay personas angustiadas viendo que su reloj biológico les dice que no van a tener tiempo de sacar a un padre y a una madre de una cuneta y darles una sepultura digna", remarca la ARMH.

Para este colectivo, la declaración a cargo del presidente podría ser el inicio de unas políticas que reparen la violación de derechos humanos durante la dictadura, al entender que España a la "impunidad que protege a los autores y responsables" de estos hechos se suma la "falta de atención" sufrida por las víctimas.

Así, subraya que Alemania celebró un acto de reparación a los miles de homosexuales perseguidos por el nazismo, Serbia hizo lo propio por la matanza de Srebenica y en América Latina los presidentes de países como Paraguay, Chile o Argentina pidieron perdón por el dolor ocasionado a las víctimas de sus respectivas dictaduras.

Hace hincapié la asociación en que las víctimas del franquismo tienen que "soportar" la renovación de "títulos nobiliarios a criminales de guerra y responsables de la dictadura", el hecho de que "torturadores" del régimen cobren pensiones "por los servicios prestados al dictador" o se que "consienta" la existencia de la Fundación Francisco Franco.

"Cualquier reparación que se decida llevar a cabo ya llega tarde, pero es imprescindible no perder un minuto más para poner fin a tanta injusticia y terminar con ese defecto de nuestra democracia que no ha reconocido a quienes la soñaron, la defendieron y lucharon por recuperarla", concluye la ARMH.