Diario Vasco

A Coruña, 13 jul (EFE).- Los servicios médicos del Deportivo han dado descanso en la segunda sesión de este viernes al lateral Eneko Bóveda, que se perdió por lesión la recta final de la temporada pasada y ahora ultima su puesta a punto.

Bóveda había iniciado la pretemporada con el grupo, pero en el quinto entrenamiento los médicos han optado por que no se ejercite con el grupo, según ha explicado el club gallego.

El jugador no pudo estar a las órdenes del anterior preparador deportivista, el holandés Clarence Seedorf, en las últimas semanas de competición de la temporada pasada por una lesión muscular.

Tampoco se ha ejercitado, por segunda sesión consecutiva, el brasileño Sidnei Rechel, que viajó a Portugal con permiso del club por temas burocráticos.

Su compatriota Guilherme y el canterano Carlos López se quedaron en el gimnasio, ambos con molestias en la rodilla.

El lateral derecho Gerard Valentín acabó antes las tareas en el césped y finalizó el entrenamiento con un trabajo específico.