Diario Vasco

Castellón, 13 jul (EFE).- El vicesecretario del PP del País Vasco, Javier Maroto, ha asegurado hoy en Onda que Pablo Casado es el único candidato a la presidencia del PP que representa la unidad porque es "la única persona del PP de Madrid que tenía el cariño simultáneamente de Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre".

Maroto ha hecho estas declaraciones en la Ermita del Salvador en la localidad castellonense de Onda, donde ha participado en un acto con militantes.

El dirigente popular ha explicado que "en estos últimos años con Pablo, le decía con envidia: por la vía de los hechos eres la única persona del PP de Madrid que tienes el cariño simultáneamente de Cifuentes y Esperanza Aguirre. Es la única cosa en la que han coincidido" las dos exdirigentes del PP.

El vicesecretario del PP del País Vasco, que se ha significado en favor de Pablo Casado en el proceso de primarias en el que está inmerso el partido, ha explicado que es necesario devolver la ilusión al PP, un partido que había pasado por una situación "en la que algunos se enfadaron con nosotros, por subir impuestos, por corrupción o por cómo se gestionaron los casos de corrupción".

A su juicio hay que realizar una "autocrítica" que, según ha asegurado, "no es enemiga de la política", y por ello los dirigentes del partido deben "ser reflexivos y pedir disculpas".

Sobre la regeneración del PP, ha explicado que el único que defiende la combinación de "gente fresca e ilusionante y también respetar la cana de la experiencia" es Casado.

A juicio de Maroto, un partido "puede estar ilusionado, regenerado y pasar página de una vez de la corrupción con un mensaje sincero y autocrítico y con los mejores equipos", pero "si no estamos unidos no funcionamos".

Ha agregado que "cuando hago llamadas y contactos en otros territorios, como Aragón, Asturias, Almería o Jaén, me dicen que van a votar a Pablo, no porque genere ilusión, regeneración y unidad, sino porque si sale la otra candidata nos cuelgan a todos", es algo que "me duele profundamente".

Ha indicado que le preocupa que "si prácticamente un tercio apoyaba a Soraya y otro a Cospedal, no se puede construir una dirección nacional que margine a un tercio y quizás a otro".