Diario Vasco

Sevilla, 13 jul (EFE).- Un jurado popular ha declarado culpable a un hombre de matar "de forma intencionada a su padre aumentando innecesariamente el dolor" al asestarle 117 puñaladas en el domicilio en el que ambos convivían la madrugada del 13 de septiembre del 2016.

El jurado, que comenzó a deliberar ayer por la mañana, ha considerado probado que tras una fuerte discusión porque el acusado, E.J.D.H., creía que su padre -ambos con adicción a las drogas- le había mezclado cocaína que había comprado con metadona que tenían para su tratamiento.

En el transcurso de la misma, el acusado aprovechó que su padre estaba sentado viendo la televisión y cogió un cuchillo de cocina con el que le asestó varias puñaladas en la cabeza y rostro que provocaron que se rompiera el arma, por lo que cogió otro cuchillo y siguió apuñalándole en el cuello y el tórax hasta que la víctima cayó al suelo, donde le clavó un destornillador en el pecho.

El jurado considera probado por unanimidad que el acusado -con antecedentes por lesiones- padece un trastorno paranoide aunque sólo por mayoría de ocho votos de sus nueve componentes cree que durante los hechos tuviera disminuida su capacidad volitiva por dicho trastorno, como así lo testificó en el juicio el psiquiatra forense.

Para el jurado, por una mayoría de cinco votos, no ha quedado probado que tras matar a su padre el acusado ingiriera pastillas y saliera a la calle gritando, lo que alertó a los vecinos para llamar a la Policía, y por unanimidad tampoco creen que su adicción a las drogas le provocara el trastorno paranoide con ideas delirantes.

En su veredicto, no aconsejan el indulto ni se muestran favorable a la suspensión de la ejecución de la condena.

Tras la lectura del mismo, la fiscal ha mantenido su petición de nueve años para el acusado por un delito de asesinato con la eximente incompleta de alteración psíquica, y ha solicitado su ingreso en un centro adecuador para dicho trastorno.

La defensa, que ejerce el abogado Nicomedes Rodríguez, también ha mantenido su adhesión a la petición fiscal si bien interesando que cumpla la condena en la cárcel, donde actualmente está en prisión preventiva en el módulo de respeto y siguiendo tratamiento para su problema.