Diario Vasco

Oviedo, 13 jul (EFE).- El centrocampista Javi Muñoz, que llega del Alavés en calidad de cedido, fue presentado como nuevo jugador del Real Oviedo tras su primera sesión de trabajo, que le sirvió para saber del "juego colectivo" que quiere practicar el equipo y de la "exigencia" que conlleva jugar en "un histórico del fútbol español".

"El Real Oviedo es un gran club, me han hablado maravillas de este equipo y no dudé en venir aquí. Este año quiero hacer una buena temporada aquí y ayudar a este equipo tan ambicioso lo máximo posible", comentó el jugador carbayón.

Muñoz, que coincidió con jugadores del club azul en las categorías inferiores del Real Madrid, sabía del Real Oviedo también por algunos compañeros del Lorca CF, equipo en el que militó la pasada campaña y que no pudo evitar el descenso pese al buen papel del madrileño.

"Fue una temporada muy difícil a nivel colectivo pero a nivel personal crecí bastante porque es una categoría muy exigente que te da esos puntitos que te faltan como jugador. Siempre me han hablado maravillas de este club y es un orgullo que se hayan fijado en mí", contextualizó el futbolista.

El mediocentro, que se define a sí mismo como "un jugador trabajador al que le gusta tocar el balón", avanzó que la filosofía de este Real Oviedo pasa por "hacer un buen juego colectivo" a la par que conformar "un equipo fuerte que compita con los equipazos de la Segunda División".

Junto al joven futbolista compareció el responsable de Relaciones Institucionales, César Martín, quien destacó numerosas virtudes del jugador y se mostró "muy ilusionado" por la incorporación del fichaje alavesista a la plantilla carbayona.

"Es un mediocentro de calidad, con buen trato de balón y que desplaza bien la pelota. Tiene precisión en el pase y llegada, le gusta incorporarse al ataque y participa mucho en las jugadas de estrategia", concluyó el ex futbolista.