Diario Vasco

( Actualiza la NP5021 con un encuentro de los servicios sociales con la hermana de la fallecida)

Huelva, 13 jul (EFE).- La hermana de Cristina M., la joven rumana de 24 años asesinada presuntamente por su pareja en Lepe (Huelva) el pasado sábado, ha dicho hoy que quiere pedir la patria potestad de sus dos sobrinas, de 2 y 5 años, y llevárselas a Rumanía.

Así lo ha indicado Emilia en declaraciones a los periodistas en los Juzgados de Ayamonte (Huelva), a donde ha acudido para reclamar el cuerpo de su hermana con la intención de repatriarlo a su país.

"Quiero llevarme a las niñas", ha declarado, y ha añadido que tras lo sucedido "es lo único que puedo hacer ya por ella".

Ante esta intención de Emilia, los servicios sociales de la Junta de Andalucía han entrevistado hoy a la hermana de la fallecida para "valorar la idoneidad de la familia", según han informado a Efe fuentes cercanas al caso.

Estas fuentes han indicado que no va a ser fácil que se le otorgue la custodia de las niñas a esta mujer, ya que hay que sacarlas de su entorno, si bien será la Junta la que adopte la decisión cuando tenga todos los argumentos.

Desde la administración autonómica señalan que se va a facilitar que esta mujer pueda ver a sus sobrinas en el centro de acogida de menores en situación de desamparo donde se encuentran desde el pasado sábado, atendidas por un equipo de cuidadores, trabajadores sociales y psicólogos.

La delegación de Igualdad de la Junta de Andalucía comenzó a gestionar la acogida temporal de las menores en una familia y, posteriormente, anunció que tramitaría su adopción tras renunciar las familias materna y paterna a su patria potestad.

Con respecto al cuerpo de la fallecida, su hermana ha señalado que "desde un primer momento, la intención era repatriarlo, pero no tenemos capacidad financiera para hacerlo".

La Asociación de Rumanos de la Costa Occidental de Huelva entregó ayer a la funeraria 2.900 euros para costear los gastos del sepelio en Lepe, recogidos en una cuestación en la que los vecinos de la localidad han participado desde el pasado lunes ingresando dinero en una cuenta abierta en una entidad bancaria.

Sin embargo, la decisión de la familia de repatriar al cadáver eleva la cantidad necesaria hasta los 6.500 euros, según ha indicado a Efe Carmen García, vecina de Cartaya que ha acompañado a Emilia al juzgado, por lo que van a intentar recaudar más dinero y que todo se pueda llevar a cabo a principios de la próxima semana.