Diario Vasco

Madrid, 13 jul (EFECOM).- La Bolsa española ha vuelto a las pérdidas semanales y ha caído un 1,72 %, con lo que se despide de los 9.800 puntos, afectada por la banca y el recrudecimiento de la guerra comercial entre EEUU y China con la implantación de nuevos aranceles a los productos del gigante asiático.

El mercado nacional también se ha visto arrastrado esta semana por la caída que experimentó el precio de crudo Brent -de referencia en Europa- que bajó el miércoles casi un 7 %, ante el miedo a que las crecientes tensiones comerciales entre las dos grandes potencias ralenticen el crecimiento global y afecten a la demanda de petróleo.

Los expertos explican que China es el segundo consumidor mundial de crudo, por detrás de EEUU, y un freno en su economía por la imposición de aranceles entre ambos países podría tener un efecto negativo en la demanda.

En Europa, con el euro en 1,166 dólares y el barril de petróleo Brent finalmente en 74,95 dólares, Milán ha retrocedido un 0,15 % en la semana, mientras que París ha subido un 0,99 %; Londres, un 0,58 % y Fráncfort, un 0,36 %.

En España, el IBEX 35 comenzó la semana con ganancias, ya que el lunes subió un 0,22 % en su quinta jornada consecutiva al alza, gracias a la banca y a la tendencia positiva de Europa, que pasó por alto la crisis del Gobierno británico tras las dimisiones de los ministros del "brexit" y de Asuntos Exteriores.

Con el avance del lunes, la plaza española se acercó un poco más a los 10.000 puntos, nivel del que se despidió completamente el martes al perder un 0,38 % y el nivel de los 9.900 puntos.

El sector financiero fue el freno de la Bolsa española, sobre todo, BBVA, muy afectado por su exposición a Turquía tras la caída de la lira ante la incertidumbre generada por la situación política del país y la independencia del banco central.

El miércoles, el IBEX 35 sufrió un fuerte correctivo, del 1,57 %, ante el resurgir de la guerra comercial entre EEUU y China después de que Donald Trump ordenara la imposición de nuevos aranceles por valor de 200.000 millones de dólares.

El mercado español se alejó así de los 9.800 puntos ante los temores a que la escalada del conflicto entre EEUU y China termine afectando al comercio global y suponga un serio lastre para los mercados, según los analistas de Self Bank.

Sin embargo, el jueves el selectivo español retomó las ganancias y avanzó el 0,35 %, a pesar de que la Comisión Europea revisó a la baja la previsión de crecimiento para España en 2018 hasta el 2,8 %, frente al 2,9 % que anticipó en mayo.

La subida del jueves quedó diluida en la sesión del viernes, marcada por la publicación de los resultados de Citigroup, Morgan Chase y Wells Fargo, además de los datos de balanza comercial en China, donde en junio el superávit se ha situado por encima de lo esperado, y en la que el IBEX 35 cedió un 0,33 %.

Todos los grandes valores han cedido esta semana, encabezados por BBVA, que ha bajado un 5,28 %, Santander con un recorte semanal del 2,89 %; Telefónica, que cae un 1,88 %; Iberdrola, un 1,37 %; Inditex, un 1,25 % y Repsol, un 1,02 %.