Diario Vasco

París, 13 jul (EFE).- El primer ministro francés, Edouard Philippe, anunció hoy la creación de una unidad para hacer seguimiento a los presos por terrorismo o radicalizados a su salida de prisión, así como la formación de una Fiscalía Nacional antiterrorista específica.

Esa célula formará parte de la Unidad de Coordinación de la Lucha Antiterrorista (UCLAT) y se incluye en el nuevo plan antiterrorista del Ejecutivo, que completa el lanzado el pasado febrero contra la radicalización.

Entre este año y el próximo saldrán en libertad en Francia unos 450 presos que han cumplido penas por terrorismo yihadista o condenados por otros delitos que también están fichados por radicalismo.

Los reclusos por terrorismo que van a ser excarcelados cumplen penas, sobre todo, por haber formado parte de redes de envío de combatientes a territorios que estaban controlados por grupos yihadistas en Siria e Irak.

Philippe avanzó además la creación de una célula para establecer un perfil de los autores de atentados, con el objetivo de detectar características comunes que sirvan para definir criterios de "peligrosidad" e identificar mejor a futuros agresores.

El plan confirmó también el lanzamiento de una Fiscalía Nacional antiterrorista, la primera dedicada específicamente a ese tipo de acciones, y que será la segunda especializada del país, tras la dedicada desde 2013 a los delitos financieros.

El Ejecutivo busca igualmente una mejor coordinación entre todos los servicios dedicados a la lucha antiterrorista y reforzar la eficacia de la retirada de contenido ilícito en internet, consciente de que, según Philippe, "aunque el riesgo cero no existe, no se puede ceder a la fatalidad".