Diario Vasco

Bangkok, 13 jul (EFE).- El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, dijo hoy en Singapur que el proceso de distensión con Corea del Norte se acelerará cuando el régimen norcoreano presente un plan detallado de la "total desnuclearización" prometida.

En una intervención en el Institute of Southeast Asian Studies, Moon añadió que Estados Unidos y Corea del Sur tendrán que corresponder con medidas "que van en paralelo" cuando Pyongyang enseñe los planes.

El mandatario surcoreano propuso a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) que invite a Corea del Norte a participar en sus organismos consultivos cuando avance en la desnuclearización.

Moon opinó que la ASEAN puede establecer con Corea del Norte la misma relación de cooperación que mantiene con su país, y que ha pasado, según indicó, de ser vecinos a está convirtiéndose en una familia.

La ASEAN está formada por Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam, países con una población combinada de 630 millones de personas y un PIB conjunto de 2,5 billones de dólares.

Para Moon, el bloque del Sudeste Asiático es un modelo a seguir en la consecución de la paz.

"El Sudeste Asiático es capaz de mantener paz gracias a la ASEAN (...) y es la región del mundo con mayor diversidad, es donde musulmanes, budistas, cristianos, hinduistas, taoístas, confucionistas y socialistas coexisten", señaló el mandatario.

Moon apostó por la cooperación económica intercoreana y por terminar con "las divisiones de las dos coreas" que, descritas como ideologías, "han tolerado corrupción, privilegios e injusticias".

El presidente surcoreano propuso como el camino a seguir en la construcción de esa relación coreana la presencia de las dos Coreas bajo una misma bandera en los próximos Juego Asiáticos, que se inaugurarán en Indonesia en agosto.

Ambos países desfilaron juntos, bajo la misma bandera, en los Juegos Olímpicos de invierno que se celebraron en PyeongChang el pasado febrero.

En abril, los presidentes de Corea del Norte, Kim Jong-un, y de Corea del Sur celebraron en abril una reunión en la que se comprometieron a reforzar lazos y a trabajar por la paz y la "total desnuclearización de la península".

El 12 de junio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y Kim celebraron una reunión histórica en Singapur en la que acordaron que el Pyongyang abandonaría el programa nuclear si Washington garantizaba su supervivencia.

"La cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos ha abierto el camino para la paz", afirmó hoy Moon en la conferencia "Republic of Korea and Asean: Partners for achieving peace and co-prosperity in East Asia" que ofreció en la última jornada de la visita de Estado a Singapur, adonde llegó el 11.