Diario Vasco

Madrid, 13 jul (EFE).- Agentes de la Policía Nacional han detenido a 39 personas en Madrid, pertenecientes la mayoría a la banda latina "Dominican Don't Play" y varios a los "Ñetas" y "los "Trinitarios", como presuntos responsables de cinco robos con violencia y dos delitos de lesiones.

La investigación, según informa la Policía, comenzó cuando se constató la posible participación de bandas latinas en varios robos violentos que seguían el mismo patrón, independientemente del grupo al que pertenecía los jóvenes.

Los detenidos, 28 mayores de edad y 11 menores, comenzaban entablando una conversación amigable con personas que están solas o en pequeños grupos, mientras otros integrantes de la banda se iban acercando hasta rodear a las víctimas; en ese momento las tiraban al suelo, las golpeaban violentamente y les robaban sus pertenencias.

Algunos tuvieron que recibir asistencia sanitaria por graves lesiones causadas por armas blancas.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid estableció un dispositivo de seguridad específico y los agentes localizaron una vivienda en el distrito madrileño de Carabanchel ocupado por miembros de "Dominican Don't Play" que era utilizada como "morada" y lugar de reunión y captación de nuevos integrantes de la banda.

A principios de este mes de julio se registró la casa, se detuvo a varios integrantes de la banda y se intervinieron armas blancas de grandes dimensiones -especialmente bolomachetes- y otros "elementos contundentes con una gran capacidad lesiva", apunta la policía.

Varios de los arrestados son los autores de una agresión perpetrada en la pradera de San Isidro en las pasadas fiestas patronales de Madrid.

Un numeroso grupo de miembros de la banda "Dominican Don't Play", relata la policía, agredió violentamente a varias personas, causándoles lesiones y robándoles sus pertenencias.

Otro de los robos con violencia que se les imputa ocurrió en el interior del metro de Madrid, cuando varios jóvenes de esa misma banda agredieron y robaron a tres personas que se encontraban en el interior de un vagón.

Los 28 detenidos mayores de edad han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, mientras los menores han sido trasladados a la Fiscalía de Menores.

La Policía destaca que las investigaciones continúan abiertas, por lo que no se descartan nuevas detenciones.