Diario Vasco

Vitoria, 13 jul (EFE).- Un juzgado de Vitoria ha condenado al Deportivo Alavés a pagar más de medio millón de euros al entrenador argentino Mauricio Pellegrino y a su cuerpo técnico como prima correspondiente a la Copa del Rey de 2017, una decisión que el club vitoriano ya ha anunciado que recurrirá.

La denuncia de este caso fue presentada por Pellegrino y los miembros de su equipo Xavier Tamarit, Carlos Compagnucci, David Rodríguez y Javier López Vallejo a finales de 2017.

Todos ellos reclamaron una cantidad ligeramente superior a los 100.000 euros por cabeza, más de 500.000 en total, por haber alcanzado la final de la Copa del Rey.

Ya entonces, el Alavés alegó que la negociación solo tuvo lugar con la primera plantilla y no con el cuerpo técnico.

En una nota de prensa, el club vasco ha indicado hoy que el Juzgado de lo Social número 4 de Vitoria ha hecho "una interpretación genérica de las cláusulas que tenía el antiguo cuerpo técnico" del Deportivo Alavés, encabezado por Mauricio Pellegrino.

La institución albiazul ha recalcado que esa prima que reclamaron en los tribunales Pellegrino y sus ayudantes fue aprobada por el Consejo de Administración "para los jugadores exclusivamente, por la exitosa temporada 2016/2017".

Según el Alavés, la decisión del juez está basada "en entender que el espíritu de lo que se negoció con el representante de los técnicos es que percibieran cualquier prima especial" que acordara el club, algo que a juicio de esta entidad "contradice lo que literalmente establecen los contratos".

Por ello, el Alavés ha expresado su disconformidad con ese fallo judicial y ha anunciado que interpondrá "los recursos oportunos para que esta decisión se corrija y se adecúe a lo que club y técnicos acordaron y al hecho de que no estuvieron nunca incluidos en el cobro de esta prima".