Diario Vasco

Madrid, 13 jul (EFECOM).- El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, quiere que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, explique por qué firmó, cuando era secretaria de Estado de Medio Ambiente, la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto Castor, que ahora dice que fue costoso e innecesario.

En un comunicado, Mulet se ha referido a las manifestaciones de la ministra durante su comparecencia esta semana en el Congreso de los Diputados, en la que dijo que el almacén subterráneo de gas Castor, que tuvo que ser paralizado e hibernado tras producirse movimientos sísmicos en la costa de Vinaròs (Castellón), fue una "infraestructura enormemente costosa e innecesaria".

El senador ha considerado "lamentables" sus declaraciones y que durante su comparecencia lanzara "balones fuera" sobre el almacén e infraestructuras del proyecto.

Mulet ha preguntado a la ministra por los motivos para dar el visto bueno ambiental a "un proyecto que no vale para nada, como ella misma admite, y que fue cuestionado por el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional por no haber sometido a evaluación de impacto ambiental un tramo de gasoducto que conecta la red nacional de transporte de gas con la instalación en tierra asociada al almacenamiento subterráneo Castor".

Ha añadido que estas decisiones judiciales supusieron una "desautorización clara para la actual ministra", que, a pesar de "escudarse en los técnicos", debe saber valorar la "idoneidad de poner la firma en una DIA de un proyecto que ha supuesto un desembolso cercano a los 1.800 millones de euros y una enorme afección al medio marino y terrestre".

Mulet ha agregado que si Teresa Ribera hubiera tenido en cuenta las recomendaciones y advertencias, y se hubiera tomado "un poco más en serio sus funciones", "hoy este fiasco no sería una realidad tan penosa".

Aunque el senador considera positivo que la ministra asumiera en su comparecencia que hay que extraer lecciones de lo que supuso el proyecto Castor, le ha pedido responsabilidades por una decisión "tomada a la ligera".

También ha pedido a la ministra que concrete cuándo y cómo van a comenzar los trabajos de desmantelamiento de las plataformas marinas y terrestres, que deben ser asumidos por las empresas concesionarias o quienes las construyeron, que "deben pagar por tal pifia".