Diario Vasco

Vitoria, 13 jul (EFE).- El presidente del Festival de Jazz de Vitoria, Iñaki Añua, artífice de su programación en los últimos 40 años, ha anunciado en una entrevista concedida a EFE que se despide en esta 42 edición con una apuesta muy personal, la de la cantautora Carla Bruni que presentará su último disco "French Touch"

Una despedida en la que Añua, no obstante, deja alguna puerta abierta a seguir aportando su energía y su indiscutible conocimiento de todo lo que suena a jazz en el panorama internacional.

Un reto difícil tendrá su sucesor, cuyo nombre no ha desvelado, para mantener y superar su legado, ya que no en vano él ha propiciado que en Vitoria hayan actuado la práctica totalidad de las grandes figuras de la historia del jazz de cuya relación guarda "recuerdos imborrables".

Entre ellos, la fotografía dedicada que conserva de Eric Clapton o los ecos del trato con la "deliciosa" Ella Fitzgerald, sin olvidar a Sarah Vaughan, la mejor cantante de jazz a su juicio, que actuó en Vitoria en favor de los damnificados en las inundaciones que sufrió el País Vasco en 1983.

No han sido desde luego los únicos grandes momentos de estas cuarenta ediciones. Para el recuerdo de los aficionados quedan presencias como las de Davis, Peterson, Gillespie, Rollins, Corea, Lucía y una lista interminable de grandes artistas.

Pregunta: 42 ediciones con esta del Festival de Jazz, pero una edición muy especial para usted, la cuadragésima que usted dirige, toda una vida. ¿Con qué ilusión afronta estos cuarenta años de programación?

Respuesta: Con la misma ilusión y el mismo espíritu que el primer día. Lo que nunca pensé es que iba a durar tanto.

P: Una edición con un cartel poco habitual, música negra pero mucho funk. ¿Un cambio de ciclo o es algo excepcional?

R: Hay muchos músicos de jazz como Hudson, Gasteizko Ganbara Orkestra o Mingus Big Band. Y también otros grupos de funk como Earth, Wind & Fire, Kool & The Gang o Cory Henry, pero estos cuando actúan en un festival de jazz, habitualmente tocan jazz.

P: Dentro de lo que es el funk o incluso la música disco, dos presencias muy conocidas por el gran público, Earth, Wind & Fire y Kool & The Gang. ¿Adaptarán su repertorio al festival o se tendrá que adaptar el público del jazz clásico a una propuesta que podría considerarse más comercial?

R: En primer lugar no tiene nada que ver la música disco con el funk. E insisto que cuando un músico de funk, soul, música latina o house viene a un festival de jazz, procura tocar jazz.

P: En todo caso hay también propuestas más cercanas a la música afroamericana, como pueden ser Cory Henry y sus Funk Apostles o la Brooklyn Funk Essentials, ¿Qué le ha movido a traerlos a Vitoria?

R: Cory Henry es un músico de funk aunque comenzó en la música cantando góspel. Pero lo que me ha movido a traer a estos músicos a Vitoria es su calidad, como siempre. Y si el Festival de Vitoria se ha distinguido por algo es por la calidad de su programación.

P: Otra presencia que ha levantado expectación e incluso cierta polémica es la de Carla Bruni. ¿Cómo justificaría su presencia en un festival de jazz?

R: Como presidente del festival no tengo que justificar nada. Yo hago mis propuestas. En este caso concreto realicé una encuesta a muchos vitorianos y a otros aficionados sobre su conocimiento de Carla Bruni y el cien por cien la conocía. Es una cantante a la que se tiene ganas de escuchar, de conocer su acompañamiento y su repertorio. Y cómo interpreta por ejemplo una versión de "Moon River", una canción cantada en versión original por Audrey Hepburn que recibió un Oscar como tema central de la película "Desayuno con diamantes".

P: La Mingus Big Band, ¿un guiño a un músico que por desgracia fue imposible de tener aquí?

R: Efectivamente tuve la desgracia de que Charles Mingus murió antes de que el festival creciera y tuviera dinero para contratarlo. Es una de las mejores big band que hay en el mundo, y sobre todo por su saxo tenor, muy reconocido por la crítica especializada.

P: No todo el festival es Mendizorroza. ¿Cuáles son las principales bazas del ciclo de Jazz del siglo XXI?

R: En el programa del Teatro Principal hay dos músicos que me interesan mucho y los dos tocan la trompeta. Son Avishai Cohen, que viene con una extraña formación con dos baterías y dos guitarras. Y también, es muy interesante Fabrizio Bosso, invitado especial del trío de Fred Nardin. Seguro que este concierto va a entusiasmar y muchos me darán la razón cuando oigan a uno de los mejores trompetistas que hay en Europa.

P: ¿Tiene ya en mente algunas claves para la edición del año que viene que?

R: Sí, tengo en la cabeza el festival del año que viene, pero no se lo voy a desvelar (risas).

P: ¿Tiene el futuro asegurado nuestro festival?

R: Ya soy mayor, tengo 75 años y después de 40 años y de haber conseguido hacer un festival que ha marcado a Vitoria, es hora de retirarme. Pero seguro que alguien seguirá...