Diario Vasco

Madrid, 13 jul (EFECOM).- La banca española redujo en junio sus peticiones de financiación a largo plazo al Banco Central Europeo (BCE) al solicitar 169.424 millones de euros, lo que supone el menor importe desde marzo de 2017, cuando alcanzó 147.927 millones.

Según los datos publicados hoy por el Banco de España, respecto al mes previo la banca española disminuyó levemente sus peticiones de financiación al BCE, ya que en mayo se situaron en 169.640 millones de euros, el mismo importe que el demandado en abril.

Concretamente, en abril la banca española redujo por sexto mes consecutivo sus peticiones de financiación a la institución que preside Mario Draghi.

En cuanto a la liquidez a corto plazo, las entidades financieras españolas solicitaron en junio 35 millones de euros, el mismo importe que el mes anterior.

Por otra parte, el Banco de España incrementó en un 1 % en junio las compras de deuda pública y bonos de bancos que forman parte del programa de estímulo de la economía europea a través de la adquisición de activos que impulsa el BCE, hasta los 324.435 millones de euros.

En el marco de dicho programa, los bancos centrales de la eurozona también adquieren bonos de empresas, con la condición de que no tengan la calificación de "bono basura".

En total, los bancos centrales de la zona del euro destinaron en junio 2,53 billones de euros a todas estas adquisiciones, frente a los 2,51 del mes anterior.