Diario Vasco

Bilbao, 13 jul (EFE).- El 76 % de los vascos, un 7 % más que hace un año, cree, tras la disolución de ETA, que la banda terrorista y sus activistas "deben reconocer el error de su historia de violencia y arrepentirse de su pasado", una postura que apoya el 54 % del electorado de EH Bildu.

Estos datos están contenidos en la última oleada del Euskobarómetro, el sondeo semestral que realiza desde hace más de veinte años la Universidad del País Vasco, presentado hoy en Bilbao por su director, Francisco Llera.

Este Euskobarómetro, elaborado mediante 600 encuestas en mayo, se trata del primero tras el fin de ETA, anunciado a primeros de ese mes, y evidencia que casi la mitad de los vascos son partidarios de que los terroristas que se arrepienten y expresen su decisión de abandonar las armas deben beneficiarse de medidas de reinserción social.

El sondeo refleja que el 81 % de los vascos (un 5 % más que hace seis meses) cree que ETA ha sido negativa para el País Vasco, una opinión que comparte el 58 % del electorado de EH Bildu, en la primera vez que este colectivo lo manifiesta de esa manera, ha indicado Llera.

El estudio muestra también la controversia causada por la forma en que ETA, a través de un comunicado el 20 de abril, reconoció el daño causado y pidió perdón, aunque limitado a las víctimas "que no tenían participación directa en el conflicto".

La sociedad vasca se muestra dividida entre quienes ven sincera la postura de ETA (37 %), sobre todo, entre los nacionalistas (51 %); quienes la creen autoexculpatoria (35 %), fundamentalmente entre los no nacionalistas (46 %); y quienes no se pronuncian (28 %). Sólo el electorado de EH Bildu cree mayoritariamente en la sinceridad de la banda (76 %).

Sobre el rechazo que causó entre las organizaciones de víctimas la petición de perdón selectiva de ETA, una mayoría escasa (43 %) se decanta por apoyar la postura de éstas, sobre todo los no nacionalistas (57 %), mientras que una notable minoría (35 %) muestra su desacuerdo con tal posicionamiento, sobre todo entre los nacionalistas (50 %).

Según el sondeo, el 46 % -la misma minoría de hace seis meses, aunque creciente en 11 puntos en el último año- cree que todos los terroristas que se arrepienten y expresen su decisión de abandonar las armas deberían beneficiarse de las medidas de reinserción social.

Frente a ellos, el 22 % opina que esto sólo podrían aplicarse a quienes no tengan delitos de sangre, mientras que el 21 % (12 puntos menos en el último año) no están dispuestos a perdonar y creen que unos y otros deben cumplir íntegramente las penas.

Casi nueve de cada diez vascos (88 %) considera que "se debe hacer justicia con las víctimas de ambos bandos", mientras que el 67 % demanda que "ETA debe aclarar la autoría de los más de 300 atentados que están pendientes de juicio" y el 66 % cree que "no hay ni ha habido ningún conflicto que justifique el terrorismo".