Diario Vasco

París, 13 jul (EFE).- Los principados de Andorra y Mónaco y la República de San Marino decidieron hoy en un encuentro en el país monegasco aunar esfuerzos ante la Unión Europea (UE) para buscar un acuerdo por la libre circulación de personas, que reconozca sus particularidades.

El jefe del Gobierno andorrano, Antoni Martí; el ministro de Estado de Mónaco, Serge Telle, y el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Políticos y de Justicia de San Marino, Nicola Renzi, constataron que "hay retos comunes en la negociación por un acuerdo de asociación con la UE", principalmente el de libre circulación.

El Gobierno andorrano apuntó en un comunicado tras la reunión que Martí compartió con sus colegas el éxito del acuerdo que ha alcanzado con la UE por la libre circulación de mercancías, "que prevé extender la unión aduanera a todos los productos agrícolas a excepción del tabaco".

Para este producto se establece un período transitorio de 30 años, "el más largo previsto en cualquier tratado bilateral de los firmados con la UE hasta la fecha".

Según Martí, el acuerdo moderniza el pacto aduanero de 1990, "que ha sido muy positivo para la evolución de la economía andorrana" y muestra que la Unión es "sensible" a las propuestas del Principado siempre que sean "razonables".

Los tres dirigentes continuarán los encuentros a nivel político y técnico entre ellos y con Bruselas para plantear "puntos de vista comunes y estrategias de negociación en cuanto a las conversaciones relativas a otros capítulos", en primer lugar la libre circulación de personas pero también de servicios y capitales.

Los tres países convinieron manifestar a la Comisión Europea una voluntad de acelerar las conversaciones y alcanzar un acuerdo global durante el mandato actual de la Comisión, que preside Jean-Claude Juncker, previsiblemente hasta 2019.

"Para Andorra la negociación del acuerdo de asociación es más importante que urgente y por tanto queremos seguir negociando sin pausa pero sin precipitación", dijo el andorrano.

Martí acudió a Mónaco junto al embajador de Andorra en San Marino y Mónaco, Enric Tarrado, en un encuentro al que también acudieron el ministro de Asuntos Exteriores de Mónaco, Gilles Tonelli, y su homólogo sanmarinense, Luca Brandi, antes de asistir a la celebración de la Fiesta Nacional francesa en su embajada en Mónaco.