Diario Vasco

Sevilla, 13 jul (EFECOM).- La Junta de Andalucía ha firmado hoy un acuerdo con CCOO, UGT y CSIF por el que se implanta de forma efectiva las 35 horas semanales para unos 270.000 trabajadores del sector público andaluz, y también equipara los permisos de maternidad y paternidad de forma progresiva hasta veinte semanas en 2020.

Este acuerdo, cuya firma presidió hoy la presidenta de la Junta, Susana Díaz, incluye también un incremento salarial del 1,5 % con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2018, que se percibirá en la nómina de julio, así como el compromiso de aumentar la oferta pública de empleo por encima del 100 % de la tasa de reposición a todos los sectores y algunos hasta el 108 %.

De esta forma, se aprobará una oferta extraordinaria de empleo este año de 3.575 plazas, que se suman a las 8.326 ya convocadas en 2018, con lo que el total para estabilizar el empleo se eleva a 40.690 entre 2018 y 2021.

Con este acuerdo, la Junta y los sindicatos de la mesa general de la función pública trasladan el pacto estatal, alcanzado el pasado marzo y que se ha aplicado tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, si bien se mejoran algunos aspectos como la tasa de reposición y medidas sociales y de conciliación.

En este último apartado Andalucía se sitúa a la cabeza de España al equiparar progresivamente los permisos de maternidad y paternidad del personal del sector público andaluz, de forma que el otro progenitor disfrutará de un permiso retribuido e intransferible de cinco semanas en el 2018, que llegará a diez semanas en 2019 y a veinte semanas en 2020 y beneficiará a unas 4.000 personas.

La implantación de las 35 horas semanales se produce tras obligar el Tribunal Constitucional a la Junta en diciembre de 2017 a dar marcha atrás a esta medida y a aplicar las 37,5 horas, de las que las 2,5 horas adicionales se computaron de forma no presencial.