Diario Vasco

Jartum, 12 jul (EFE).- El presidente sudanés, Omar al Bashir, emitió hoy un decreto mediante el cual prolonga el alto el fuego en los estados conflictivos de Darfur, Kordofan del Sur y el Nilo Azul hasta el final de 2018.

"La extensión es una continuación del programa del Estado para poner los valores de la paz por encima de la guerra", detalló en un comunicado la presidencia sudanesa.

Durante tres años, el Gobierno sudanés y la oposición armada han renovado en varias ocasiones el alto el fuego en las zonas de conflicto.

Las regiones de Kordofán del Sur y Nilo Azul, así como la de Darfur, son escenario de enfrentamientos entre los rebeldes y el ejército nacional desde hace años.

Darfur es la más afectada por los combates entre los movimientos rebeldes y las tropas gubernamentales, que han causado 300.000 muertos y han obligado a 2,7 millones de personas a abandonar sus comunidades de origen desde 2003, según datos de la ONU.

Ambos bandos han mantenido sin éxito varias rondas de negociaciones para intentar llegar a una solución y de forma esporádica se registran brotes de violencia en esos territorios conflictivos.