Diario Vasco

Sevilla, 11 jul (EFE).- El Sevilla cambió este jueves el césped de los campos de entrenamiento por la arena de la playa como lugar de trabajo en su cuarto día de concentración en Benidorm (Alicante), donde permanece en pista de salida el francés Clément Lenglet a la espera de que el Barcelona concrete el pago de su cláusula.

El defensa galo aún sigue con la plantilla sevillista y aguarda a que se oficialice el abono de los 35 millones de euros de su cláusula de rescisión para vestir de azulgrana las próximas cinco temporadas, aunque ante la inminencia de su salida ya no se ejercitó con el grupo ni el miércoles por la tarde ni este jueves.

En una jornada intensa, pero más lúdica que las anteriores, Lenglet estuvo observando los ejercicios en equipo realizados por la plantilla en la playa de Poniente de Benidorm, pero no participó en ellos, e incluso el miércoles se despidió en el mismo campo de entrenamiento de Pablo Machín, de su cuerpo técnico y de sus compañeros, que le ovacionaron y le gastaron bromas sobre su marcha al Barcelona.

En esta sexta sesión de preparación del Sevilla en su concentración de pretemporada, que se prolongará hasta el 19 de julio, el entrenador soriano programó una jornada de trabajo diferente y mas distendida, con distintas actividades sobre la arena de la playa y también en el agua ante la mirada de los veraneantes, informó el club.

El equipo formado por Pablo Sarabia, David Soria, Sergio Escudero y los argentinos Joaquín Correa y Franco Vázquez fue el ganador en el cómputo de todos los ejercicios y juegos en los que compitieron por grupos los jugadores sevillistas, a los que Machín les ha concedido la tarde libre tras un almuerzo de hermandad previsto.