Diario Vasco

Madrid, 12 jul (EFE).- La Asociación Española de la Carretera (AEC) ha denunciado hoy el estado "deficiente" de la red de las carreteras y ha cifrado en algo más de 7.000 millones de euros, un 7 % más que en 2015, la inversión "mínima" necesaria para el mantenimiento del conjunto de las infraestructuras viarias del país.

En concreto, la red de carreteras que gestiona el Estado necesitaría una inversión de 2.211 millones, frente a los 4.843 millones que requieren las que administran los Gobiernos autonómicos y forales, según ha explicado el presidente de la asociación, Juan Francisco Lazcano, en una rueda de prensa.

La asociación, que ha presentado hoy un estudio sobre el estado de las carreteras, estima que sería necesario incrementar en 300 millones de euros durante un periodo de ocho años las partidas destinadas a la conservación y refuerzo de firmes en los Presupuestos Generales del Estado.

Esto significa pasar de los 900 millones que se invierten actualmente a 1.200 millones, ha destacado Lazcano, quien ha matizado que la cifra no tiene en cuenta las cantidades que habría que destinar al mantenimiento de las autopistas de peaje en las que el Gobierno "levante la barrera", es decir, elimine esos peajes.

En cuanto a las vías dependientes de las comunidades autónomas y diputaciones forales, la AEC calcula que necesitarían destinar 600 millones de euros más al año para su mantenimiento.

El estudio, que se llevó a cabo el verano pasado, revela el "imparable" deterioro que sufren los pavimentos de las carreteras, que han obtenido una calificación media de "deficiente" y se han quedado muy cerca de "muy deficiente".

En cuanto al déficit que presenta la conservación de las carreteras de España, los pavimentos acumulan el 93 %, lo que se traduce en unas necesidades de inversión y reposición y refuerzo de firmes cifradas en 6.574 millones, el 6 % más de lo que se necesitaba en 2015.

De este montante, la red del Estado, de 26.242 kilómetros de longitud, precisa de 2.060 millones mientras que la red autonómica, con 75.546 kilómetros, necesitaría 4.514 millones.

El informe también analiza otros componentes de las carreteras, como las señales de código, de las que el 68 % presenta el reflectante caducado.

Para AEC, es necesario renovar 100.000 señales de código de la red del Estado, de las que 70.000 superan los siete años de antigüedad -periodo de garantía que otorgan los fabricantes para las láminas retrorreflectantes-, mientras en la red autonómica es preciso cambiar unas 270.000 señales, lo que requeriría una inversión de 57 millones.

Respecto a las marcas viales, la AEC subraya que sería necesario repintarlas en 30.000 kilómetros de carreteras, aunque, tanto las que corresponden a las carreteras del Estado como a las de las autonomías, superan el aprobado.

En el sentido contrario destacan las barreras metálicas, que vuelven a obtener el suspenso. De acuerdo con la asociación, 334 millones de euros (un 31 % más que en 2015) contribuirían a mejorar este elemento.

De esta cifra, 112 millones serían para las barreras de la Red del Estado y los restantes 222 millones irían destinados a las instaladas en la red de las comunidades autónomas y diputaciones forales.

Otro de los elementos analizados por la asociación ha sido el balizamiento, que ha presentado "tradicionalmente" un estado "más saludable" en ambas redes.