Diario Vasco

Bruselas, 12 jul (EFECOM).- La producción industrial de la eurozona aumentó un 1,3 % y un 1,2 % en el conjunto de la Unión Europea (UE) en mayo con respecto al pasado abril, informó hoy la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

En abril, el indicador había registrado un descenso del 0,8 % tanto en los países que comparten la moneda única como en los Veintiocho.

En relación con mayo de 2017, la producción industrial avanzó un 2,4 % en la zona euro y en el conjunto de la Unión, agregó Eurostat.

En España, el aumento fue del 1 % en mayo respecto a abril y en el cálculo interanual se registró un incremento del 2 %.

El alza del 1,3 % en la producción industrial de la zona euro en mayo en comparación con el mes anterior se debió a un aumento del 2,1 % de los bienes de consumo duraderos y no duraderos; del 1,6 % en los bienes intermedios; del 0,7 % en los bienes de capital y del 0,5 % en la producción de energía.

En los Veintiocho, el incremento mensual del 1,2 % se explica por un aumento del 2 % de los bienes de consumo duraderos, del 1,7 % de los bienes de consumo perecederos, del 1,6 % de los bienes intermedios y del 0,6 % de bienes de inversión, mientras que la producción de energía cayó un 0,1 %.

Entre los Estados miembros de los que Eurostat tiene datos disponibles para mayo, las mayores caídas de la producción industrial se registraron en Dinamarca (2,8 %) y Portugal (2,0 %), mientras que las mayores alzas correspondieron a Lituania (11,6 %), Suecia (3,4 %) e Irlanda (3,2 %).

El aumento interanual del 2,4 % en la eurozona se debió a un incremento del 3,9 % en la producción de bienes de inversión, del 2,4 % en los de consumo perecederos y del 2,3 % para los intermedios, mientras que los de consumo duraderos y la producción de energía descendieron un 0,2 % y un 1 % respectivamente.

En el conjunto del club comunitario, el repunte interanual del 2,4 % respondió a alzas del 3,7 % en la producción de bienes de inversión, del 2,2 % en los bienes intermedios, del 2 % en los perecederos y del 1,4 % en los duraderos, mientras que la producción de energía cayó un 0,8 %.