Diario Vasco

Valencia, 12 jul (EFE).- El pleno de la Diputación de Valencia ha aceptado este jueves la renuncia de Jorge Rodríguez como presidente de la institución provincial, en una sesión urgente y extraordinaria en la que no se ha votado este punto, sino que se ha dado cuenta de él.

Al inicio del pleno se ha leído el escrito del ya expresidente fechado el pasado 2 de julio, tras su detención por presunta malversación y prevaricación en la operación Alquería, en el que renuncia al acta de diputado y a la presidencia al tiempo que muestra su satisfacción por el trabajo de estos tres años y su "afecto personal".

El pleno volverá a reunirse el martes que viene para que tome posesión la diputada que sustituye a Rodríguez, Rebeca Torró, y para elegir presidente al socialista Toni Gaspar, actualmente vicepresidente segundo de la corporación, con el apoyo del equipo de gobierno (PSPV, Compromís, València en Comú y EU).

La presidenta en funciones de la Diputación, Maria Josep Amigó (Compromís), ha explicado que el cese de Rodríguez lleva aparejado el de sus asesores que también fueron detenidos, y que el consejo de administración de Divalterra (la antigua Imelsa) de este jueves aprobará el cese de los dos cogerentes (Xavier Simó y Agustina Brines) y el secretario de la empresa pública, Jorge Cuerda.

Amigó ha indicado que este consejo de administración de Divalterra, que es extraordinario y urgente, tiene más de 38 puntos en el orden del día, y además de los ceses incluye la puesta en marcha de la bolsa de brigadistas y cuestiones ordinarias que hasta ahora solventaban los gerentes, como el pago de las nóminas o la compra de desbrozadoras.

Ha asegurado que no se va a tratar todavía la disolución de Divalterra, pues primero habrá que encargar informes técnicos y jurídicos, algo de lo que se ocupará el próximo presidente, y ha destacado que la empresa no se va a cerrar "mañana, ni la semana que viene, ni este verano" y que los derechos de los trabajadores están por encima.