Diario Vasco

Muro de Bretaña , 12 jul .- La etapa más larga de la 105 edición del Tour de Francia llega este viernes en la séptima jornada, en la que los protagonistas deben de ser los velocistas y en la que todos los ojos volverán a estar puestos en el duelo entre el colombiano Fernando Gaviria (Quick Step) y el eslovaco Peter Sagan (Bora Hansgrohe).

Tras dos etapas consecutivas con final en rampa, Gaviria y Sagan han sido los dominadores de las llegadas masivas, con dos triunfos para el colombiano y uno para el eslovaco, aunque este último gracias a su versatilidad en diferentes tipos de terrenos también consiguió imponerse en el exigente kilómetro final de Quimper.

Este séptimo viaje llevará al pelotón desde Fougères a Chartres con 231 kilómetros en los que los ciclistas solo se encontrarán una dificultad montañosa de 4ª categoría a mitad del recorrido.

La única dificultad importante que podrían encontrarse sería la presencia de viento en los cuarenta kilómetros finales, que podría espolear a más de uno en busca de hacer saltar la sorpresa y si fuera posible anotarse algunos segundos de ventaja entre los primeros clasificados de la general.

En esta séptima etapa el Punto Bonificado, con 3, 2 y 1 segundos, estará situado a 31 kilómetros de la llegada, en Nonvilliers-Grandhoux además de otorgar bonificaciones de 10, 6 y 4 segundos para los tres primeros clasificados.

La 6ª etapa del Tour 2018 en datos:

Salida: Fougères (12:05)

Llegada: Chartres (17:34)

Kms: 231

Promedio medio: 44 kms/h

Sprint Intermedio: Berd'Huis (168 kms)

Punto Bonificado: Nonvilliers-Grandhoux (200 kms)

Puertos:

Cote de Buisson de Perseigne 4ª (120 kms) 1,5 kms. al 3,9 %