Diario Vasco

Barcelona, 12 jul (EFE).- La dirección de Nissan ha mejorado su propuesta de incremento salarial para los trabajadores de las plantas de Barcelona del 0,6 % al 1,1 %, aunque el comité de empresa ha vuelto a rechazarla y ha hecho una contrapropuesta "de máximos", según la compañía.

El equipo directivo de Nissan y la representación de los trabajadores han celebrado hoy la quinta reunión del convenio colectivo de Barcelona, que engloba a los centros de Zona Franca y Montcada i Reixac, sin que se haya alcanzado un acuerdo.

La dirección ha puesto sobre la mesa una propuesta de incremento salarial "adaptada a la situación actual" de la empresa, situándola en un 0,6 % en la parte fija y en un 0,5 % en la parte no consolidable, según ha informado en un comunicado.

Esta propuesta es notablemente superior a la que Nissan planteó en la reunión del pasado 14 de junio, cuando defendió un alza salarial del 0,6 % -un 0,3 % en la parte fija y otro 0,3 % en la no consolidable-, pero aun así ha vuelto a ser rechazada por los sindicatos.

Nissan ha subrayado que la dirección ha incidido en que se trata de "una oferta ajustada" para poder mantener la competitividad de la planta catalana dentro de la Alianza Nissan-Renault-Mitsubishi, teniendo en cuenta que la multinacional ha dejado de fabricar el modelo Pulsar en Barcelona y que ello ha supuesto un excedente de plantilla de aproximadamente cien personas.

El objetivo de la empresa es cubrir estas bajas con un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas. En el caso del plan de marchas anticipadas, "se está alcanzando la cifra prevista".

Ambas partes se han emplazado a verse la próxima semana en una nueva reunión del convenio colectivo.