Diario Vasco

Barcelona, 12 jul (EFE).- El partido político "Izquierda en Positivo" se ha presentado públicamente hoy en Barcelona para erigirse como una opción de voto "de izquierdas y no nacionalista" como respuesta al "sometimiento" al independentismo que ven en los partidos progresistas del Estado.

Al acto de presentación ha asistido el que fue secretario general del Partido Comunista de España (PCE) Paco Frutos, que ha arremetido contra una "izquierda patética que no sabe si va o viene" y a la que acusa de "hacer la ola" a "Carles Puigdemont, Quim Torra o el que venga".

El exdirigente comunista se ha mostrado partidario de impulsar una asamblea para "refundar las izquierdas", y en concreto las izquierdas catalanas, a las que ha tachado de "servicios auxiliares del independentismo", si bien Frutos ha destacado que no es militante del partido ni forma parte del núcleo impulsor.

El portavoz del partido y exmiembro de la ejecutiva de EUiA, Pedro Manuel Mercado, ha señalado que la voluntad de Izquierda en Positivo es la de aglutinar a todos aquellos votantes de izquierdas que puedan sentirse atraídos por su proyecto, y ha hecho un llamamiento directo a la corriente federalista de los comunes para "sentarse a hablar".

En el resto de intervenciones también se ha hecho referencia al modelo de inmersión lingüística, que han abogado por eliminar, o al "derecho a la autodeterminación" de Cataluña, del que han dicho que "no existe".

Al acto estaba previsto que asistiese el exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, que apoya al partido y que ha excusado su presencia por motivos personales.