Diario Vasco

Gijón, 12 jul (EFE).- El lateral Molinero afirmó hoy en el acto de presentación como nuevo jugador del Sporting que llega con la "intención de aportar experiencia" en una categoría que conoce "muy bien" y en la que vivió dos ascensos, a la vez que restó importancia a sus 33 años al manifestar que "la edad solo son números"

Molinero es el único lateral derecho que tiene Baraja en estos momentos a su disposición por lo que el Sporting trabaja en la incorporación de otro futbolista para esta demarcación que se quedó sin jugadores tras la marcha de Lora y la vuelta del Calavera al Eibar.

Molinero reconoció que "la Segunda es durísima y una competición muy larga" y se mostró seguro de, "entre todos, hacer un buen año porque todo el mundo sabe cuál es el objetivo" que no es otro que lograr el ascenso a Primera división

El nuevo defensa rojiblanco estuvo acompañado en su presentación por el director deportivo Miguel Torrecilla que le definió como "un futbolista experimentado, muy bueno en los duelos individuales, difícil de desbordar y que ofrece continuidad en el juego de ataque" por lo que se mostró "muy orgulloso de poder contar con él".

Molinero reconoció que tuvo "un verano muy movido" porque entre otras cosas se ha casado pero a su vuelta del viaje de novios "la negociación con el Sporting se reactivó" y tras el acuerdo se mostró muy contento por seguir su carrera en el club gijonés.

El lateral destacó el "ambiente de El Molinón, un campo muy especial" que conocía como visitante, pero que está deseando "disfrutar como local", y señaló que "hay que hacer que sea un fortín porque en esta categoría es muy importante ser muy fuerte en casa".

Torrecilla ya trató de fichar a Molinero cuando era el director deportivo del Celta pero en aquella ocasión no se alcanzó un acuerdo y el ahora jugador del Sporting acabó fichando por el Murcia.

El director deportivo rojiblanco también manifestó hoy que "no se puede asegurar la continuidad de ningún jugador de la plantilla, para eso están las cláusulas" cuando se le preguntó por la petición de Sergio Álvarez para salir del club ya que tiene ofertas de Primera división, "si llegan ofertas se estudiarán" zanjó Torrecilla.

Mientras Molinero pasaba las pruebas médicas y era presentado como nuevo jugador del Sporting, el resto de la plantilla realizaba el primero entrenamiento de los dos previstos para hoy y que se llevó a cabo fuera de las instalaciones de Mareo ya que los futbolistas corrieron por una se las sendas verdes que rodean Gijón.

La plantilla estaba citada en Mareo para desayunar y realizar algunos controles físicos que se llevan a cabo diariamente en estos primeros días de pretemporada y a continuación se trasladaron en autocar hasta El Molinón donde se inició el recorrido hasta el poblado minero de La Camocha a unos 8 kilómetros de distancia por una senda verde, parte del campo gijonés.

Por la tarde está prevista una segunda sesión de trabajo esta de carácter más técnico y en el que el balón gana protagonismo con diversos ejercicios a las órdenes del cuerpo técnico encabezado por Rubén Baraja.