Diario Vasco

Redacción Deportes, 12 jul (EFE).- La selección española femenina sub-20 de baloncesto venció este jueves por 51-50 a la de Francia gracias a una canasta de Iris Mbulito a falta de cuatro segundos para el final, y se clasificó para jugar el sábado ante Holanda las semifinales del Europeo de la categoría, que se disputa en la ciudad húngara de Sopron.

De esta forma, España sigue imparable en busca de su cuarto título continental consecutivo, el octavo de una categoría en la que ha sido campeona hasta siete veces, en 2007, 2011, 2012, 2013, 2015, 2016 y 2017.

Las españolas arrancaron el partido muy imprecisas y las francesas fueron las que golpearon primero con un 6-0 de parcial. El combinado francés hizo valer su poderío físico y el acierto de Maeva Djaldi en el juego interior, con 5 puntos y ocho rebotes, y de Tima Pouye, con dos triples y cuatro rebotes, para abrir diferencias en el primer cuarto (15-4).

El equipo español buscó la reacción en el segundo cuarto con la fulgurante aparición de Aina Ayuso, que con tres triples y un total de 11 puntos, redujo la diferencia a tan solo tres puntos (22-19).

Sin embargo, Francia volvió a recuperar su acierto y siguió causando estragos en el rebote ofensivo sobre una defensa española incapaz de frenar su poderío interior. Las francesas estiraron la cuerda y mantuvieron a España a raya antes de que una inspiradísima Aina Ayuso, con su cuarto triple de cuatro intentos, redujese la diferencia a seis puntos antes del descanso (28-22).

Las pupilas de Miguel Méndez comenzaron enchufadas en el tercer cuarto, se hicieron fuertes con una defensa zonal y recortaron poco a poco la diferencia con las francesas hasta lograr el empate (34-34). Francia dio un último arreón antes del final del tercer cuarto y con una canasta de Tima Pouye y otra de Naomi Mbandu ampliaron la diferencia a cuatro (38-34).

Pero España siguió con su buena progresión y, con un triple Naira Cáceres, se puso por primera vez por delante en el partido (43-45). Dentro ya de los últimos cinco minutos el partido dio paso a un intercambio de canastas en un final vibrante que pudo caer de cualquier lado.

Fueron las españolas las que abrieron una pequeña brecha con una nueva canasta de Iris Mbulito, que finalizó con un doble-doble de 10 puntos y 11 rebotes, pero que, sin embargo, el conjunto francés consiguió dar la vuelta dentro del último minuto (50-49).

Las españolas forzaron entonces una falta para cambiar la posesión y vieron como la francesa Kadiatou Sissoko erró los dos tiros libres. Mbulito se jugó la última canasta con acierto y Sissoko tampoco pudo concretar la última canasta para certificar el triunfo de España.

El rival en semifinales (el sábado a las 20:15) será la selección de Holanda, que este jueves batió a la de Suecia por 74-66.