Diario Vasco

Madrid, 12 jul (EFE).- Llenar el depósito en plena temporada alta de vacaciones cuesta de media 8 euros más que en 2017 si se trata de un coche de gasolina, y 10 euros más, si es gasóleo, con los carburantes más caros de los últimos tres años para esta semana de julio, en la que se producen muchos desplazamientos.

A los precios actuales, llenar un depósito de 55 litros cuesta 72,875 euros si se trata de gasolina de 95 octanos, y 67,595 euros si se utiliza gasóleo de automoción, con la gasolina un 12,86 % más cara que hace un año y el gasóleo un 17,16 % más, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) conocidos hoy.