Diario Vasco

Barcelona, 12 jul (EFECOM).- El Grupo químico-farmacéutico Indukern alcanzó el pasado año una facturación de 720 millones de euros, un 1 % menos que en 2016, e invirtió 70 millones en varios proyectos para reforzar su actividad, como la compra de la compañía mexicana Cytecsa o la construcción de una nueva planta en León.

La empresa registró un ebitda de 45,7 millones y la mitad de sus ventas corresponden ya a los mercados internacionales, principalmente Europa y Latinoamérica.

El grupo catalán cuenta con filiales operativas en 16 países y una plantilla de 1.860 personas que creció en 162 profesionales en el último año, debido, principalmente, a las adquisiciones.

El vicepresidente ejecutivo del grupo, Raúl Díaz-Varela, ha destacado en un comunicado que el ejercicio 2017 "ha supuesto un gran esfuerzo inversor" para impulsar proyectos importantes para el futuro de la compañía y que ahora "la prioridad es consolidar estas inversiones".

Indukern, la compañía química del grupo, cerró 2017 con unas ventas de 425 millones, un 1 % menos, y las divisiones que más crecieron fueron aromas y fragancias, alimentación y farmacia.

Indukern decidió salir en 2017 de Turquía, ya que la evolución del mercado estaba por debajo de lo esperado, aunque la firma mantiene filiales en Brasil, China, India, Colombia, México, Portugal, Suiza y República Dominicana.

El laboratorio veterinario Calier logró unos ingresos de 70 millones en el último año, un 4 % menos, debido a la caída de ventas en el mercado nacional (8 %) y por la depreciación de las monedas locales en algunos países de Latinoamérica.

Por su parte, Kern Pharma, el laboratorio farmacéutico del grupo, consiguió unas ventas de 239 millones, en línea con el año anterior, pese a que la firma sufrió la caída de ventas en Estados Unidos y el estancamiento del mercado de genéricos en España.

Entre las principales inversiones del Grupo Indukern en 2017 destacan dos adquisiciones: Cytecsa, compañía mexicana especializada en soluciones para la industria alimentaria, y Actafarma, un laboratorio especializado en productos de origen natural para el cuidado de la salud.

El Grupo Indukern también invirtió en la construcción o renovación de instalaciones y proyectos de I+D, registros, patentes y licencias.