Diario Vasco

Abu Dabi, 12 jul (EFE).- El Gobierno emiratí ha negado las acusaciones de Amnistía Internacional (AI) publicadas hoy en un informe sobre el control de prisiones secretas en el sur de Yemen donde supuestamente sus fuerzas llevan a cabo torturas.

"El Gobierno de Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha tomado nota del informe de AI sobre las cárceles en el Yemen y rechaza categóricamente el contenido, ya que es contrario a la verdad y a la realidad. EAU no tiene prisiones en el Yemen", dijo el Ejecutivo en un comunicado publicado por la agencia oficial de noticias WAM.

El Gobierno emiratí afirmó que las cárceles de Yemen dependen de las autoridades yemeníes y son administradas por las instituciones estatales.

Aún así, aseguró que ha pedido al Gobierno yemení que realice "una investigación independiente" sobre el asunto y agregó que seguirá "las medidas tomadas al respecto, entre otras organizar visitas de la Cruz Roja a algunas cárceles" en el país.

Además, las autoridades emiratíes apuntaron que hay "motivos políticos detrás de tales informes con el fin de socavar los esfuerzos de EAU como parte de la alianza árabe para apoyar al Gobierno yemení"

Amnistía Internacional pidió hoy que las torturas en las prisiones secretas de EAU en el sur del Yemen sean investigadas como "crímenes de guerra".

Concretamente, AI ha investigado los casos de 51 hombres detenidos por las fuerzas apoyadas por Emiratos entre marzo de 2016 y mayo de 2018 en las provincias de Adén, Lahj, Abian, Hadramat y Shabua, y la mayoría de casos son desapariciones forzosas, afirmó.

Emiratos es uno de los principales miembros de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí que interviene en el conflicto en el Yemen desde marzo de 2015 contra los rebeldes chiíes hutíes, respaldados por Irán.

EAU apoya y financia a las unidades del Cinturón de Seguridad y a las fuerzas de élite yemeníes con el fin de combatir el "terrorismo".

EAU ha adoptado un papel activo en el sur de Yemen, donde ha generado tensiones en el seno de la coalición árabe debido a su apoyo a los independentistas sureños.