Diario Vasco

Madrid, 12 jul (EFECOM).- La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha pedido hoy "moderación" al Gobierno en torno al diésel, al tiempo que ha alertado de las "graves consecuencias" en empleo, industria y cambio climático ante los posibles vetos a esta tecnología.

La asociación ha destacado que esta "persecución al combustible diésel" se inicia "cuando los motores están más avanzados tecnológicamente que nunca", incluso con las nuevas condiciones regulatorias de medición de emisiones impuestas en Europa, ha explicado hoy la patronal en un comunicado.

El presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, ha señalado que la incertidumbre solo puede provocar que pierdan oportunidades de nuevas adjudicaciones de modelos y, con ello, que la industria se debilite.

"Las plantas en España trabajan cada día en la adecuación de sus líneas de producción, para integrar cuanto antes las exigencias normativas medioambientales y todas las mejoras tecnológicas", ha hecho hincapié De los Mozos.

De los Mozos y el vicepresidente de Anfac, Mario Armero, se reunieron el pasado martes con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para presentar "la estrategia de la industria de la automoción y establecer con ella un clima de trabajo y normalidad", según ha destacado el propio Armero.

Ha apuntado que en esa reunión transmitieron a Ribera "la necesidad de trabajar conjuntamente en un nuevo modelo de movilidad cero y bajas emisiones, en atacar el envejecimiento del parque de coches y en desarrollar el mercado para el vehículo alternativo con medidas concretas, como la normativa del gestor de carga o la puesta en marcha del programa VEA de estímulos a la compra de vehículos híbridos, eléctricos y de gas".