Diario Vasco

Segovia, 2 jul (EFE).- La ONG Wanawake Mujer participa en la Gaes Pilgrim Race promoviendo la campaña 'Rodando con Maua hacia la igualdad', con la que pretenden dar visibilidad a mujeres luchadoras que trabajan por la igualdad de género.

Este año la organización de la Pilgrim Race ha dado un paso más hacia la visibilidad de las mujeres con la colaboración del programa 'Universo Mujer' del Consejo Superior de Deportes, que ha configurado un equipo femenino ciclista compuesto por cincuenta mujeres.

Una parte de ese equipo femenino, aprovechando los numerosos obstáculos físicos que existen durante la carrera, es el encargado de presentar diez obstáculos a los que se enfrentan las mujeres y las niñas en su día a día y que son muestra de la falta de igualdad de género: conciliación laboral y familiar, brecha salarial, amor romántico, micromachismos, techo de cristal, invisibilidad, estereotipos, acoso y violencia ejercida hacia las mujeres.

En la Gaes Pilgrim Race, Wanake pedalea bajo el lema de la campaña "Rodando con Maua hacia la Igualdad" y utilizando las mauas (flores) como símbolo de esta lucha por la igualdad de género.

Las mauas son un producto solidario elaborado de forma artesanal por mujeres en Kenia y España que han dicho 'no' a tres de las prácticas más radicales de violencia de género: mutilación genital femenina, matrimonio forzoso y trata de mujeres con fines de explotación.

Se trata de una forma de dar visibilidad a mujeres luchadoras, de fomentar la igualdad de género, ofrecer alternativas productivas a mujeres en situación de vulnerabilidad y de promover entre las mujeres hábitos saludables y la práctica deportiva.

Para ello, este grupo de mujeres pedalea cada día luciendo una maua y producen audiovisuales hablando de estos obstáculos, que se difunden a través de las redes sociales de Wanawake Mujer.

"Corremos para dar visibilidad a la mujer y para luchar contra las prácticas más radicales de la violencia de género. El deporte es una herramienta de sensibilización y manera de seguir trabajando por la igualdad", dijo a EFE Mónica Batán, fundadora de Wanawake.

Entre las protagonistas están Edurne Pasabán, primera mujer en la historia en ascender a los 14 ochomiles del planeta; Mar Hernández Plana, escultora y deportista, que usa la bicicleta como recurso y transformación ante el cáncer de mama; o Rosa Fernández Rubio, que logró ser la primera española en alcanzar las siete cumbres más altas de cada continente y que tras superar un cáncer, a sus 50 años, aprendió a montar en bici y, en un año llegó a la base del Everest.