Diario Vasco

Bagdad, 19 may (EFE).- El clérigo chií Muqtada al Sadr, cuya coalición Sairún (Marchamos, en árabe) ha salido ganadora de las elecciones parlamentarias que se celebraron hace una semana en Irak, celebró la victoria "de la reforma" y agradeció el apoyo de los votantes, después de que se conocieran los resultados definitivos.

La Comisión Suprema Electoral iraquí anunció esta madrugada los datos de los comicios parlamentarios y el reparto de escaños, según el cual Sairún -integrada también por el Partido Comunista iraquí- será la principal fuerza del hemiciclo con 54 diputados.

"Irak y la reforma triunfaron con vuestros votos y no os vamos a decepcionar. Culpamos a aquellos que fallaron a Irak y (en aplicar) la reforma de entre los que creíamos que harían el bien", dijo Al Sadr a través de la red social Twitter, tras conocerse los resultados.

"Vuestro voto es un honor para nosotros y un encargo", agregó el popular líder chií, que no compitió por un escaño en el Parlamento pero apadrinó la lista Sairún bajo la bandera de la lucha contra la corrupción y el sectarismo, y con un mensaje patriótico.

Mientras, la coalición Al Fath (La Conquista), liderada por Hadi al Ameri, líder de una milicia chií apoyada por Irán y rival de Al Sadr, quedó en segundo lugar, con 47 escaños.

En tercer lugar se situó la alianza Al Nasr (La Victoria), encabezada por el primer ministro Haidar al Abadi, que tendrá 37 diputados en el hemiciclo.

La lista encabezada por el exprimer ministro Nuri al Maliki, Daulat al Qanun (Estado de Derecho) obtuvo 25 escaños y la Alianza Nacional de Ayad Alaui se hizo con 21.

Finalmente, se encuentran la corriente Al Hikma (La sabiduría), con 19 escaños, y la coalición La Decisión Iraquí, con 14 escaños.

Las elecciones del pasado día 12 fueron las primeras que se celebraron tras la derrota del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Irak el pasado diciembre y las primeras con voto electrónico, que sin embargo no ha acelerado el recuento de las papeletas.