Diario Vasco

Redacción Deportes, 3 feb (EFE).- El velocista español Yunier Pérez se clasificó tercero con una marca de 6.54 segundos, a una centésima de su récord nacional, en la final de 60 metros lisos de la reunión alemana de Karlsruhe, que este sábado inauguraba el circuito mundial de la IAAF 2018.

Pérez, que fue presentado como cubano en el rótulo de televisión, dominó con gran autoridad la primera semifinal de 60 con un registro de 6.56, a sólo tres centésimas de su récord nacional. En los resultados oficiales ya apareció como español.

Pasaban dos a la final, y se clasificó junto al estadounidense Mike Rodgers, dos veces subcampeón mundial en relevos 4x100, que fue cuatro centésimas más lento que Yunier. También pasó, en la otra serie, el cristobalense Kim Collins (6.61) -campeón mundial de 100 en 2003-, a punto de cumplir 42 años. El chino Su Bingtian fue el más rápido con 6.53, a tres centésimas de su récord de Asia.

Una hora después, en la final, Bingtian ratificó su hegemonía al imponerse con nuevo récord asiático (6.47), y el segundo puesto se decidió por milésimas en favor del jamaicano Everton Clarke, que compartió registro de 6.54 con Yunier Pérez.

El leonés Saúl Ordóñez, que partía por la calle uno en el 800 con la segunda peor marca de los siete (1:48.42), pasó el 200 y el 400 en penúltima posición, avanzó al quinto en el 600 y, en una briosa reacción final, acabó tercero con un nuevo récord personal de 1:46.96, a solo cuatro décimas de la mínima mundialista.

Venció el polaco Marcin Lewandowski, actual campeón de Europa e sala, con 1:46.90 por delante del estadounidense Erik Sowinski, bronce en el último Mundial (1:46.91), y el atleta de Ponferrada sacó del podio, por seis centésimas, al británico Andrew Osagie, dos veces medallista de bronce en Mundiales bajo techo.